Compartir

La Camerata Opus 11, bajo la dirección de Mario Monroy, se sumó a las celebraciones en el Año Beethoven con una de las más emblemáticas y reconocidas obras del compositor alemán Sinfonía No. 9 en Re menor Op. 125 que encendió el júbilo en el público que se reunió en el Centro Cultural Roberto Cantoral.

      En el marco del 250 aniversario del natalicio de Ludwig van Beethoven (1770-1827), la agrupación, junto con el Coro ProMúsica, bajo la dirección de Samuel Pascoe y el Coro del Conservatorio Nacional de Música, bajo la dirección de David Arontes Reyes, ofrecieron un magno concierto para los espectadores que casi llenaron la sala del recinto.

      Una de las grandes obras de Beethoven, que ha sido llevada al cine e incluso usada en los Juegos Olímpicos, se escuchó con una intensidad y virtuosismo a cargo de los jóvenes músicos de la Camerata, pero también de los grupos corales que la cantaron con excelsa entonación.

      Tampoco faltó la participación de otras voces como la soprano Lorena Flores, la mezzosoprano Rosa Muñoz, y el tenor Álvaro Anzaldo, quienes interpretaron de manera magistral la parte vocal, ante los fuertes aplausos de los asistentes congregados la noche del jueves. 

      Así, jóvenes y adultos que acudieron a «El Cantoral», presenciaron el magno concierto y no perdieron de vista a los artistas que pisaron el escenario, y sobre todo, escucharon una pieza maestra y perfecta junto con las notas musicales armónicas que se potencializó con todos los ejecutantes.

      El programa estuvo integrado por la obra “Sinfonía No. 9 en Re menor, Op. 125”, de la cual se desprenden los movimientos I, II, III y IV; al finalizar la interpretación, el público ovacionó a todos los músicos, coros y al director Mario Monroy, por la entrega y su virtuosismo.

FUENTE ; NOTIMEX , CANDELERO 14-02-2020