Compartir

El expresidente Felipe Calderón y el equipo de la campaña electoral del PRI en 2012, que llevó a ocupar la presidencia a Enrique Peña Nieto, están vinculados a la empresa internacional Odebrecht, compañía que a nivel mundial es acusada de sobornar a gobiernos a cambio de obtener contratos preferentes en condiciones leoninas.

En el caso de México, la empresa literalmente se metió hasta Los Pinos, antigua sede oficial de la Presidencia de la República, así lo reveló Andrés Manuel durante su conferencia matutina en el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

Las declaraciones del mandatario se dan después de que fue detenido en España el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, a quien se le ha señalado de recibir sobornos de Odebrecht.

“En el tiempo de Calderón se dio facilidades a Odebrecht para la construcción de esta planta de etileno y se les ayudó con créditos de Nacional Financiera, Nafinsa (…) y además con precios bajos para la obtención de la materia prima del etileno. Esa es una parte, porque luego se supo que esta empresa aportó recursos para la campaña del PRI, ese es un tema”, afirmó.

“De que había esa liga de Odebrecht con el Gobierno no hay duda, se conoce hasta de una reunión que llevó a cabo el Consejo de Administración de Odebrecht en Los Pinos. ¿Qué más pruebas puede haber sobre eso?”, afirmó el presidente.

López Obrador hizo referencia al Complejo Petroquímico Etileno XXI que se localiza en el municipio Nanchital de Lázaro Cárdenas, Veracruz.

Dicho complejo, para 2017, de acuerdo con el informe de la Auditoría Superior de la Federación, generó pérdidas a Pemex debido a un contrato que beneficiaba a las compañías dueñas, la mexicana Idesa y la filial de Odebrecht, la brasileña Braskem.

El titular del Ejecutivo federal también comentó sobre el proceso judicial que se sigue por la compra de una planta de fertilizantes en Coatzacoalcos, Veracruz, debido a que se compró con un sobreprecio, de 10 veces más de su precio real.

FUENTE ; NOTIMEX, CANDELERO 14-02-2020