Compartir

México necesita de una infraestructura educativa acorde a principios contemporáneos: Esteban Moctezuma Barragán.

Será parte importante para el programa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en materia de reconstrucción de planteles escolares, La Escuela es Nuestra.

En la medida en que se pueda mejorar la calidad de la educación, el país se va a desarrollar mejor: Enrique Graue Wiechers.

Como parte de las acciones que se realizan en favor de la Nueva Escuela Mexicana, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) firmaron el convenio modificatorio de colaboración para impartir un diplomado en materia de infraestructura física educativa del país, en beneficio de niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

Al suscribir este convenio con el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, el titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, afirmó que el diplomado es apenas el primer paso para que, tanto las instancias universitarias como la secretaría, exploren canales de colaboración continua en beneficio de las instituciones educativas, de los alumnos, de la sociedad mexicana, en un área crucial como lo es la generación de espacios docentes propicios para brindar una educación de excelencia y con equidad.

En el salón Nishizawa de la SEP, afirmó que México necesita de una infraestructura educativa acorde a principios contemporáneos, de uso de energías limpias y renovables, de aprovechamiento del agua, y de una sustentabilidad estructural en el uso de las instalaciones públicas dedicadas a los temas de enseñanza-aprendizaje.

Moctezuma Barragán comentó que el convenio, modificatorio del primero que se firmó en 2019, responde a la necesidad de promover una cultura de planeación arquitectónica con fines educativos, e impulsar su especificación.

Añadió que se está en un momento de la historia de la educación en México que demanda la mayor capacidad colaborativa y la suma de todos los esfuerzos para brindar a niñas, niños, adolescentes espacios dignos para la educación que se merecen.

El Secretario dijo que el convenio se inscribe en la instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de que todos los niveles de Gobierno busquen una colaboración transversal, continua y eficiente. Por lo que la SEP y la UNAM promueven un programa académico de alto nivel.

Para el Presidente, dijo, es prioridad la reconstrucción de los planteles y espacios educativos del país, así como los que resultaron dañados por los sismos, por lo que lanzó el programa La Escuela es Nuestra.

En su oportunidad, el Rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, explicó que el diplomado está orientado en el sentido de brindar seguridad a los espacios, en donde los jóvenes se puedan desarrollar en forma adecuada y aspirar a un futuro mejor, porque en la medida que se pueda mejorar la calidad de la educación, el país se va a desarrollar mejor.

En este sentido, ratificó su disposición a colaborar de manera conjunta, para propiciar lo que todos desean: una educación universal, de calidad y aspirar a un mejor desarrollo de la nación, porque, a fin de cuentas, ese es el espíritu de la universidad, agregó.

El diplomado tendrá la modalidad mixta (presencial y a distancia) y tiene como propósito que los participantes obtengan los conocimientos necesarios para responder a los requerimientos del contexto nacional e internacional para el desarrollo de este tipo de infraestructura; por ello, contempla apoyos en materia de normatividad, gestión integral de riesgos, diseño arquitectónico, constructivo y de instalación de espacios de aprendizaje y equipamiento, adaptación climática, análisis y difusión de políticas públicas en materia de infraestructura física y certificación.

Durante la ceremonia, Marisol Aguilar Fernández, egresada del primer diplomado, destacó que, como diseñadora industrial, éste le pareció la oportunidad perfecta para aprender a evaluar la calidad de la infraestructura física educativa y continuar su formación, para que las escuelas cuenten con las mejores condiciones de seguridad y de calidad.

“Al encontrarnos en el salón Nishizawa y ver el mural, me recuerda la frase de Mokichi Okada: “Ichi-go Ichi-e, un encuentro único, para un momento único, y es justo lo que acabamos de presenciar”, concluyó.

FUENTE ; NOTIMEX , CANDELERO 16-01-2020