Compartir

El presidente del Tribunal Superior de Justicia capitalino, Rafael Guerra Álvarez, tomó protesta a los integrantes de la Sala Constitucional del Poder Judicial de la Ciudad de México, quienes conocerán y resolverán, entre otras, las controversias constitucionales a nivel local.

A casi un año de entrada en vigor la Carta Magna capitalina y con la presencia de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, y de la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Isabela Rosales Herrera, Guerra Álvarez dijo que este instrumento le da viabilidad en la ciudad al control de la Constitucionalidad.

“Como sabemos el control Constitucional tiene como principal objetivo que los medios de los que se vale invaliden todos aquellos actos y normas que sean contrarios a la norma fundamental para mantener a los poderes políticos dentro del límite de sus atribuciones, lo que en consecuencia permite un desarrollo armónico de sus actividades y eso influye directamente en el respeto a los derechos humanos”, señaló.

FUENTE: NOTIMEX, CANDELERO, 01-12-19.