Compartir

Por Ángel Álvaro Peña

Alma Grande….

Cuidar la salud de la tierra pareciera una cuestión ociosa, o simplemente fuera de lugar, cuando debió ser la materia más importante desde parvulitos.

La cultura ecológica la ubicamos desde México como parte de una costumbre de países desarrollados, cuando en realidad debemos ser los primeros en conocer la fragilidad de la tierra cuando se rompe el equilibrio.

Porque durante muchos años los países poderosos invertían en México porque sabían que en nuestro territorio podían violar todas las leyes ecológicas habidas y por haber y que podían alterar la naturaleza con químicos y desechos de sus fábricas sin que nadie les sancionara.

A pesar de esta realidad, fue en los países desarrollados en los que la educación ecológica tuvo un lugar especial desde hace varios años; en México, la cultura ecológica parece que puede esperar a pesar de ser el blanco de la violencia depredadora de los inversionistas nacionales y extranjeros.

Hay bahías y ciudades turísticas enteras que están o invadidas por los desechos humanos de los hoteles, la mayor parte de ellos pertenecen a las grandes cadenas internacionales.

La llegada de este turismo, del que se dijeron orgullosos más de un presidente priista, no fue otra cosa que el despojo de los terrenos originales de los habitantes del lugar, para luego ocupar a sus expropietarios -por lo regular ejidatarios y comuneros- como mozos de hotel, en el predio del que eran propietarios. Esta era la regla y no la excepción.

La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) confirmó, hace días, la presencia de una mancha conformada por desechos fecales que cubre 80 kilómetros cuadrados en la cercanía de Los Cabos, en Baja California Sur.

El puerto de Acapulco está en condiciones similares. Desde siempre les pareció adecuado a los grandes hoteles, arrojar los derechos al mar. Ellos contaban con albercas, de tal manera que ni siquiera sus clientes podrían correr el riesgo de contaminarse. La suciedad de las playas era un riesgo para los turistas que no tenían acceso a los grandes hoteles.

En Los Cabos, el pasado viernes 14 de julio, se presentaron reportes de la presencia de una extraña mancha de color rojizo en el mar lo que condujo a la realización de varios análisis. Las autoridades del anterior gobierno no reconocieron su responsabilidad y negaban que esa gran mancha fuera lo que se decía ser.

Para que COEPRIS tomara conciencia de los peligros de esta situación fue necesario que particulares, entre ellos varios periodistas y medios, realizaran análisis paralelos de las aguas contaminadas. El portal El Sudcaliforniano señala que la mancha era formada de desechos humanos. Situación que nunca fue sancionada, pero ahora que se trata de encontrar responsables nadie sabe nada.

Una encuesta realizada en Baja California afirma que 90 por ciento de las personas sostiene una alta preocupación en el tema del medio ambiente y sólo el 10% demuestra importarle poco. El interés es mayor en Tijuana y Mexicali, así como en las mujeres y las personas mayores de 36 años; por el contrario, el afecto disminuye en Ensenada y Tecate, principalmente en las personas menores de 35 años, informó la casa encuestadora IMERK.

Para el 60% de los habitantes de Baja California su ciudad de residencia está muy contaminada, percepción que sube al 80% en Tijuana y 90 % en Mexicali; por el contrario, la mayoría de los habitantes de Ensenada y Tecate consideran que su ciudad está poco contaminada, señaló Manuel Lugo Gómez, director de IMERK.

Explicó que para los habitantes de Baja California la principal causa de contaminación en su ciudad es la presencia de basura en calles y avenidas, seguido por la gente que la tira en la vía pública y el exceso de autos. Hay diferencias importantes por plaza en cuanto a la principal causa, en Tijuana y Tecate consideran que es la gente que tira basura en la vía pública, en Mexicali los desechos de las fábricas, en Ensenada la basura en calles y avenidas, y en Rosarito dicen que es el exceso de autos.

El rezago en la cultura ecológica exige de actuaciones inmediatas. Es necesario actuar de manera simultánea desde diferentes ángulos de la solución y, al mismo tiempo, poner un cerco al deterioro del ambiente.

La empresa Consorcio Industrial y Sustentable de México señala los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales. Y da cuenta de la regulación que existe, pero que pocas veces se lleva a cabo.

Por ejemplo, la NOM-002-SEMARNAT-1996, establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales a los sistemas de alcantarillado.

NOM-003-SEMARNAT-1997.- establece los límites máximos permisibles de contaminantes para las aguas residuales tratadas que se reúsen en servicios al público, Ley del Estado de Veracruz.

El artículo 91 bis de la Ley de Aguas Nacionales Federal, señala:

Las personas físicas o morales que descarguen aguas residuales a las redes de drenaje o alcantarillado deberán cumplir con las Normas Oficiales Mexicanas y, en su caso, con las condiciones particulares de descarga que emita el estado o el municipio.

Los municipios, el Distrito Federal y en su caso, los estados, deberán tratar sus aguas residuales antes de descargarlas en un cuerpo receptor, conforme a las Normas Oficiales Mexicanas o a las condiciones particulares de descarga que les determine «la Autoridad del Agua», cuando a ésta competa establecerlas.

Las descargas de aguas residuales por uso doméstico y público urbano que carezcan o que no formen parte de un sistema de alcantarillado y saneamiento, se podrán llevar a cabo con sujeción a las Normas Oficiales Mexicanas que se expidan y mediante aviso. Si estas descargas se realizan en la jurisdicción municipal, las autoridades locales serán responsables de su inspección, vigilancia y fiscalización.

Sin embargo, dependencias como Conagua, Semarnat, Profepa, no tienen la costumbre de actuar en consecuencia.

PEGA Y CORRE. – Por fin les llegó la hora a los Consejeros electorales. Finalmente, se les reducirá un salario acorde a las necesidades del país. Porque si estuviera de acuerdo con sus capacidades saldrían debiendo a las arcas. La Cámara de Diputados planea un recorte de 4 mil 183 millones de pesos a Organos y Poderes autónomos; el Instituto Nacional Electoral y el Poder Judicial de la Federación son de los más afectados

angelalvarop@hotmail.com