Compartir

Migrantes que desde hace dos semanas habían permanecido varados en Tapachula, Chiapas, iniciaron este sábado una caravana que tiene como finalidad avanzar rumbo a la frontera norte de México, con el sueño de llegar a la Unión Americana.

Medios de comunicación locales reportaron que estas personas, provenientes de países como Cuba, Haití, Guatemala, El Salvador y Honduras, tuvieron como punto de reunión el Parque Central de la mencionada ciudad chiapaneca.

De ahí empezó a caminar el grupo de extranjeros, conformado por cerca de dos mil migrantes. Algunos de ellos buscan hacer escala en la Ciudad de México para pedir a las autoridades ayuda al respecto.

En este movimiento también hay algunos africanos, quienes al igual que los demás migrantes desean que se resuelva la situación migratoria para ellos, quienes han estado en la frontera sur desde hace meses.

Videos que circulan por internet atestiguan esta caravana; mientras que muchos adultos caminan cargando maletas, mochilas, bolsas e incluso a niños en hombros, otros aprovechan para descansar o tomar agua, unos minutos, sentados en el suelo.

Hasta el momento los migrantes han recorrido varios kilómetros desde su punto inicial en Tapachula y han sido apoyados por personal de la Protección Civil estatal.

En el marco de esta situación, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) invitó a los cibernautas a ver el documental “Ser Frontera” y expresó lo siguiente:

“La situación de vulnerabilidad que atraviesan las pCon una hora de retraso inició el encuentro del presidente Andrés Manuel López Obrador con la comunidad del Hospital Rural El Fuerte, debido a que en el camino los sinaloenses lo esperaban para saludarlo y manifestarle sus inquietudes o entregarle peticiones.

Al arribar a la Clínica IMSS Bienestar del citado municipio, el mandatario federal ofreció una disculpa y explicó que, de camino al encuentro de este sábado, desde los Mochis, “nos pararon en la carretera como 10 veces”.

Al explicar que la intención de recorrer el país por carretera es precisamente conocer de viva voz y de cara a cara a los pueblos de México, así como sus necesidades e inquietudes, también pidió comprensión a los ciudadanos, ya que por lo general tiene una agenda muy apretada.

“Recuerden que ya no hay avión presidencial”, comentó al tiempo que explicó que sus giras las hace a través de vuelos comerciales y que por lo mismo no puede retrasarse ya que perdería el avión.

“Imagínense, tengo que irme al aeropuerto y hoy tengo que estar en San Quintín, Baja California, y ya no hay avión presidencial ni hay helicóptero. Entonces tengo que llegar puntual porque si no me deja el avión”, expresó.

López Obrador aprovechó la ocasión para pedir al pueblo que tenga comprensión y paciencia, pero sobre todo que le tenga confianza, pues aseguro que estará atento a sus observaciones y peticiones, “pero ayúdenme”.

Explicó su preocupación porque en el camino “se me ponen enfrente de la camioneta y me dicen ‘no pasas’. Y yo, pues claro que tenemos paciencia. Yo no traigo guaruras, no me gusta”.

Por ello expuso que en la medida de lo posible se organizará para atender las peticiones del pueblo porque no pretende dejar de escucharlo y seguirá recogiendo los sentimientos de la gente.

En ese sentido pidió a los mexicanos que le entreguen sus planteamientos, “yo escucho todo y también procuren, es una recomendación respetuosa, hacer a un lado las diferencias políticas electorales, porque no estamos en campaña, ahora estamos gobernando y la Patria es primero, tenemos que unirnos todos”.ersonas que se encuentran en situación de migración, las expone a ser víctimas de violaciones a derechos humanos”.

FUENTE: NOTIMEX, CANDELERO, 12-10-19.