Compartir

Con la función Gala íntima a cargo de la Compañía Nacional de Danza, dio inicio el ciclo «Funciones relajadas», del Programa de Inclusión Social, Diversidad e Igualdad del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), el cual busca incluir a personas con discapacidad neuronal, un sector de la población que había permanecido ajeno a los programas culturales del país. 

      Con este programa, primero en su tipo propuesto por una instancia pública, el INBAL se suma al movimiento internacional que plantea el derecho al arte para todas las personas. Incluye funciones de teatro, danza, conciertos y ópera el primer fin de semana de cada mes. 

      El propósito —destaca la dependencia en un comunicado— es incluir a personas con autismo o con algún padecimiento neuronal a funciones culturales en las que, con apoyo de sus familiares o asistentes, puedan moverse con libertad, salir, entrar y expresarse. 

      Durante la función de apertura, los niños y niñas asistentes se acercaron sin restricción a los integrantes del ballet para que conocieran de cerca a los bailarines, quienes en Gala íntima presentaron los “pas de deux” de El cisne blanco, así como fragmentos de La muerte del cisneÍcaro y el acto III de Giselle

      Lucina Jiménez, directora general del INBAL, afirmó que con este programa asumen «una gran responsabilidad, ya que, a partir de ahora, marcaremos pautas para que otras instancias o grupos artísticos generen programas como este, que es una necesidad pertinente en México”. 

      Como parte de «Funciones relajadas», en noviembre próximo la Compañía Nacional de Teatro participará con la farsa de Molière Las preciosas ridículas, en la Sala Héctor Mendoza de la Compañía Nacional de Teatro.

FUENTE ; NOTIMEX , CANDELERO 07-10-19