Compartir

El candidato a líder conservador y primer ministro británico Jeremy Hunt dijo este lunes que, si llega al poder, el 30 de septiembre decidirá si el Reino Unido debe dejar la Unión Europea (UE) en un Brexit sin acuerdo, en función de cómo progresen las negociaciones.

Hunt, que compite por el doble cargo con su colega y favorito Boris Johnson, presentó un plan de diez puntos para el “brexit”, que incluye formar un nuevo equipo negociador con representantes de todas las facciones de su partido y aumentar los preparativos para una hipotética salida de la UE sin pacto en la fecha límite del 31 de octubre.

Si las bases “tories” le eligen para gobernar, lo que se sabrá el 23 de julio, el actual ministro de Exteriores dedicará el verano a perfilar su estrategia y contactar con los Veintisiete, a fin de someter una propuesta a votación en la Cámara de los Comunes en septiembre, dijo.

Empleará entonces tres semanas para negociar con la UE y, si para el 30 de septiembre hay perspectivas de obtener “un nuevo acuerdo (de retirada) que pueda ser aprobado” por los Comunes, trabajará para concluir las negociaciones y presentar el pacto ante los diputados antes del 31 de octubre.

“Si mi juicio es que no hay acuerdo posible, cesaré de inmediato las negociaciones con la UE y centraré toda la atención del país en hacer preparativos para una salida sin pacto”, explicó en un acto de campaña.

Como parte de los preparativos, recortará el impuesto de sociedades del actual 19 al 12,5 % y rebajará también las tasas a los pequeños negocios, creará un fondo de 6,000 millones de libras (más de 6.600 millones de euros) para facilitar la transición a los sectores pesquero y agrícola, y aplicará aranceles competitivos en las fronteras, indicó.

El ministro británico de Economía, Philip Hammond, ha alertado hoy sin embargo a ambos candidatos a suceder a la primera ministra saliente, Theresa May, de que en caso de un “brexit” duro no habrá dinero para más medidas que las destinadas exclusivamente a paliar el efecto de una retirada brusca.

Boris Johnson, favorito a ganar las elecciones conservadoras, tiene un planteamiento más drástico que Jeremy Hunt -que apoyó la permanencia en la UE en el referéndum del 2016-, centrado en una sola premisa, que es dejar el bloque el 31 de octubre “a vida o muerte”.

FUENTE , NOTIMEX , CANDELERO 01-07-19