Compartir

En las últimas dos décadas, el mundo ha experimentado notables cambios en el sector educativo. El avance tecnológico y los conocimientos han transformado las escuelas, además conectan y acercan a cada vez más personas, permitiendo combatir el analfabetismo, la deserción escolar y que se esté más cerca de la meta de la educación básica universal.

La tasa total de matrícula alcanzó el 91 por ciento de las regiones en desarrollo en 2015 y la cantidad de niños que no acuden a la escuela disminuyó casi a la mitad. Además, como nunca en la historia de la humanidad, la población está alfabetizada y más niñas que nunca acuden a la escuela.

Desafortunadamente, pese a los notables logros, el progreso no ha sido uniforme en todos los países. La pobreza, la desigualdad, y hasta los conflictos armados merman los sueños de los niños por un futuro mejor.

Así, nuestro objetivo es lograr una educación inclusiva y de calidad; sabemos que es uno de los motores más poderosos y probados para garantizar el desarrollo sostenible.
También se debe procurar, en México y en todo el mundo, que se proporcione el acceso igualitario a la formación técnica y eliminar las disparidades de género e ingresos, además de lograr el acceso universal a educación superior de calidad.

Todos los países de la ONU lograron renovar en 2015 los Objetivos de Desarrollo del Milenio y han establecido nuevas metas para lograr mejorar las condiciones de vida de todos los habitantes del mundo: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el nuevo llamado universal para adoptar medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta, planteando el logro de metas para 2030.

En el ramo educativo, hay dos grandes objetivos: asegurar que todas las niñas y todos los niños terminen la primaria y secundaria, misma que debe ser gratuita, equitativa y de calidad.

También se debe garantizar que tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y educación preescolar de calidad, a fin de que estén preparados para ingresar a la primaria y, posteriormente pueden continuar con su formación secundaria, de bachillerato y universitaria.

Así, en México, en los últimos 16 años más de 278 mil chavos mexicanos han logrado concluir sus estudios gracias al apoyo de Fundación BBVA Bancomer.

Fundación BBVA Bancomer ha invertido más de 4,800 millones de pesos en becas para estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad y este año duplicó el apoyo anual.

Gracias a este apoyo, alumnos de excelencia académica no solo reciben un apoyo económico, también contarán con programas de mentoría por parte de colaboradores del Grupo BBVA Bancomer. certificados en Mentoring y vinculación con universidades TOP mediante su programa de alianzas.

El apoyo de Fundación BBVA Bancomer para miles de chavos ha sido fundamental.

No dejes de visitar el portal de Fundación BBVA Bancomer y conoce más de su exitoso programa.

La educación es nuestro pasaporte hacia el futuro, porque el mañana pertenece a las personas que se preparan hoy”: Malcolm x.

FUENTE ; NOTIMEX , CANDELERO 03-06-19