Compartir

Huawei llamó al gobierno de Estados Unidos a detener la campaña de desprestigio en su contra y a ajustar el enfoque bajo el que aborda el tema de ciberseguridad para lidiar con posibles amenazas de manera efectiva.

La empresa, que presentó una moción de juicio sumario para cuestionar la constitucionalidad de la Ley de Autorización de Defensa Nacional, señaló que la ciberseguridad se ha vuelto un pretexto de Washington para castigarlos, desviando la atención de los desafíos reales que enfrentan las compañías del sector.

“Están usando la fuerza de toda una nación para perseguir una compañía privada. Esto no es la norma, casi nunca se ha visto en la historia. El gobierno de EE.UU. no ha proporcionado pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad. No hay pistola, no hay humo. Solo la especulación”, expuso Song Liuping, jefe de la Oficina Legal de Huawei.

La empresa añadió que la Sección 889 de la NDAA acusa directamente a Huawei y no solo impide a las agencias del gobierno asociarse con ellos, sino que también incluye sanciones a quienes a terceros que compren sus productos, incluso si no están conectados con el gobierno de EE.UU.

Song también refrendó su advertencia de que el ataque del que han sido víctimas podría extenderse luego a cualquier otra industria, empresa o consumidores, por lo que el sistema judicial se ha vuelto su última línea de defensa.

“El sistema judicial es la última línea de defensa de la justicia. Huawei tiene confianza en la independencia y la integridad del sistema judicial de Estados Unidos. Esperamos que los errores de la NDAA puedan ser corregidos por el tribunal”, agregó.

Finalmente, llamó a Washington a adoptar el enfoque correcto para lograr la existencia de redes más seguras y se tomen medidas honestas y efectivas, si esa es su verdadera preocupación.

La primera audiencia de este caso está programada para el 19 de septiembre.

FUENTE ; NOTIMEX , CANDELERO 29-05-19