Compartir

El Parlamento de Austria votó este lunes una moción de censura contra el canciller conservador Sebastian Kurz, removiéndolo de su cargo tras el escándalo de corrupción que hizo estallar a su coalición gubernamental.

Este voto sin precedentes en la historia de la República de Austria se obtuvo con los votos de los socialdemócratas y del partido nacionalista FPO, cuyo líder había sido obligado a renunciar a su puesto de número dos del gobierno por ese escándalo. Los resultados los anunció la vicepresidente del parlamento, Doris Bures.

A pesar de la decisión del Parlamento, el gobierno de Sebastian Kurz sigue a cargo del país, y se espera que la remoción se haga oficial a lo largo de la semana, con pocas probabilidades de que ocurra este lunes.

Sebastian Kurz en el Parlamento de Austria momentos antes del voto de censura en su contra. Foto de ROLAND SCHLAGER / APA / AFP) / Austria OUT
La destitución del canciller es histórica por varios motivos, no solo al ser el mandato más corto en la historia de Austria, con solo 525 días desde su instauración, así como por ser el primer intento exitoso de un voto de no confianza en la Segunda República de Austria.

Según un reciente sondeo, una mayoría de austriacos apoya que el canciller siga en su puesto.

Este último, además, se vio fortalecido el domingo con la victoria de su partido en las elecciones europeas, que obtuvo entre el 34.9 y el 35.4 por ciento de los votos, unos ocho puntos más que en los comicios de 2014. Este fue el mejor resultado jamás obtenido por ningún partido desde la incorporación de Austria a la Unión Europea, en 1995.

En cambio, el apoyo a los socialdemócratas bajó, hasta el 23.4 por ciento, mientras que la ultraderecha del FPÖ obtuvo un 17.2 por ciento de los votos, dos puntos menos que hace cinco años.

FUENTE ; NOTIMEX , CANDELERO 27-05-19