Compartir

Sylvester Stallone llegó a Cannes este viernes en donde confió algunos de sus secretos durante una clase magistral que ofreció en el festival más famoso del cine.

Sylvester Stallone llegó a Cannes este viernes en donde confió algunos de sus secretos durante una clase magistral que ofreció en el festival más famoso del cine.

Stallone, de 72 años, presentó la más reciente entrega de una de sus sagas más emblemáticas: ‘Rambo’ que ahora contará con una quinta cinta llamada ‘Rambo V: Last Blood’.

Durante el encuentro, uno de los más esperados del programa de Cannes, Stallone habló acerca de lo difícil que fue para él hacer ‘Rocky‘.

“Los productores querían a Burt Reynolds, Robert Redford. Habrían preferido a un canguro antes que a mí. Rodamos la película durante 25 días por menos de un millón de dólares. Todo el mundo trabajaba gratuitamente. El camarógrafo no había filmado nunca. Todo estaba destinado al fracaso. Pero en la pantalla está Rocky, ese hombre solitario que renace conociendo a una mujer. En la época, en 1976, en Estados Unidos, el clima era tenso, muy político. Y yo, ingenuo, hice esta película optimista, que anunciaba el cambio que se avecinaba”, recordó.

Acerca de las tortugas que aparecen en la cinta, reveló: “Las dos tortugas de la primera película de ‘Rocky‘ siguen vivas. Deben tener 55 años. Son mis únicas amigas hoy, ¡todos los otros murieron!”.

Y acerca de la emblemática escena en la que sube las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia, dijo que se trata de una escena muy emblemática y que, en un inicio, la escena incluía a Rocky subiendo las escaleras llevando a su perro pero este era muy pesado por lo que la quitó.

“¡Al final, las piernas me temblaban por completo!”, dijo.

También se adentró en la temática de ‘Rambo‘ asegurando que esta no es una cinta de optimismo, sino la historia de un hombre que regresa a su casa y es rechazado.

“Este filme no tiene nada de político, es una historia sobre la alienación. Estos veteranos que sufrieron daños psicológicos enormes. Rambo es una máquina de matar, pero no podía reducirlo a eso. Por eso expresé también su soledad, su pena, para suscitar empatía”, indicó.

Aseguró que este nuevo Rambo no será como los anteriores, no será el héroe musculoso pues el paso del tiempo lo han obligado a someterse a unas 30 operaciones que le impedirían mostrar el físico de hace años.

“Soy literalmente biónico, es parte de la vida, hay que aceptarlo”, aseguró.

Además, indicó que todavía tiene varios planes para ‘Rocky‘ con una idea en la que la trama podría estar centrada en el encuentro de dicho personaje con una persona que se encuentra en el país ilegalmente.

“Aunque siempre pienso que va a ser el último y aunque la gente me dice que no tengo nada qué demostrar yo siempre digo que sí, nunca hay que dejar de golpear”, dijo Stallone a un fan que le agradeció ‘por existir’.

Stallone, de 72 años, presentó la más reciente entrega de una de sus sagas más emblemáticas: ‘Rambo’ que ahora contará con una quinta cinta llamada ‘Rambo V: Last Blood’.

Durante el encuentro, uno de los más esperados del programa de Cannes, Stallone habló acerca de lo difícil que fue para él hacer ‘Rocky‘.

“Los productores querían a Burt Reynolds, Robert Redford. Habrían preferido a un canguro antes que a mí. Rodamos la película durante 25 días por menos de un millón de dólares. Todo el mundo trabajaba gratuitamente. El camarógrafo no había filmado nunca. Todo estaba destinado al fracaso. Pero en la pantalla está Rocky, ese hombre solitario que renace conociendo a una mujer. En la época, en 1976, en Estados Unidos, el clima era tenso, muy político. Y yo, ingenuo, hice esta película optimista, que anunciaba el cambio que se avecinaba”, recordó.

Acerca de las tortugas que aparecen en la cinta, reveló: “Las dos tortugas de la primera película de ‘Rocky‘ siguen vivas. Deben tener 55 años. Son mis únicas amigas hoy, ¡todos los otros murieron!”.

Y acerca de la emblemática escena en la que sube las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia, dijo que se trata de una escena muy emblemática y que, en un inicio, la escena incluía a Rocky subiendo las escaleras llevando a su perro pero este era muy pesado por lo que la quitó.

“¡Al final, las piernas me temblaban por completo!”, dijo.

También se adentró en la temática de ‘Rambo‘ asegurando que esta no es una cinta de optimismo, sino la historia de un hombre que regresa a su casa y es rechazado.

“Este filme no tiene nada de político, es una historia sobre la alienación. Estos veteranos que sufrieron daños psicológicos enormes. Rambo es una máquina de matar, pero no podía reducirlo a eso. Por eso expresé también su soledad, su pena, para suscitar empatía”, indicó.

Aseguró que este nuevo Rambo no será como los anteriores, no será el héroe musculoso pues el paso del tiempo lo han obligado a someterse a unas 30 operaciones que le impedirían mostrar el físico de hace años.

“Soy literalmente biónico, es parte de la vida, hay que aceptarlo”, aseguró.

Además, indicó que todavía tiene varios planes para ‘Rocky‘ con una idea en la que la trama podría estar centrada en el encuentro de dicho personaje con una persona que se encuentra en el país ilegalmente.

“Aunque siempre pienso que va a ser el último y aunque la gente me dice que no tengo nada qué demostrar yo siempre digo que sí, nunca hay que dejar de golpear”, dijo Stallone a un fan que le agradeció ‘por existir’.

FUENTE ; NOTIMEX , CANDELERO 24-05-19