Compartir

Por: Cecilio García Cruz

ceciliogarciacruz@hotmail.com

  Jesús te Ampare…

Ella, Yeidckol Polevnsky, sesentona, quiere perpetuarse en el poder como dirigente nacional de MORENA y, pisoteando la ley, se niega a abrir de inmediato la afiliación de millones de mexicanos.

El, Alejandro Rojas Díaz Durán, remolino de tiempo completo, implacable consigo mismo, ventea ingenios, agudezas y propuestas para erradicar la corrupción que permea al interior del partido de Regeneración Nacional.

Por principio de cuentas, el aspirante a dirigir a MORENA, es producto de la inteligencia, la cultura y la sensibilidad política. Su mentor, Porfirio Muñoz Ledo, es considerado el más brillante político de nuestro país.

Yeidckol, pertenece a una nomenclatura maoísta, marxista, stalinista y madurista. Su maestro, Raúl Salinas de Gortari, es el hermano incómodo y promotor del maoísmo revolucionario violento.

Él, busca un régimen democrático que amplíe las libertades públicas y los derechos políticos.

Ella, va por un régimen autoritario.

Él, es el aspirante ideal para sucederla.

Ella, se aferra a la “chuleta” de Morena suprimiendo libertades y coartando derechos políticos.

Él, convoca a un debate democrático, sin insultos ni denostaciones, porque conoce su “lenguaje florido”.

Ella, en actitud perniciosa, quiere expulsarlo del partido.

Pero todo esto gira en torno a Andrés Manuel López Obrador que es el centro y guía de la Cuarta Transformación que vive el país.

Fue gracias a su popularidad que MORENA arrasó en las elecciones federales y logró el objetivo: la Presidencia de la República.

Además, montados en la ola morenista, muchos ganaron en las urnas diputaciones, senadurías y gubernaturas.

Son nuevos tiempos, inéditos para un instituto político muy joven y con una militancia restringida. Como dato fundamental hay que señalar que se han excluido de su padrón de afiliados al 99% de quienes votaron por AMLO.

Es el momento para revertir la tendencia y que el Partido apoye a su presidente.

Uno de los pocos militantes que entienden la obligada transformación, es el principal aspirante a su dirigencia: Alejandro Rojas Díaz Durán.

Por ello, su insistencia en que el Movimiento de Regeneración Nacional abra sus puertas a los millones de simpatizantes que tiene en el país.

Sólo en Veracruz se considera que serían dos millones de nuevos militantes, si termina con la absurda decisión de no permitir nuevos ingresos.

Pero inexplicablemente, sostiene Rojas Díaz Durán, se tiene cerrada la afiliación y la abrirá hasta 2020. 

El partido, insiste el aspirante a dirigir MORENA, está llamado a ser una voz crítica progresista para llevar a buen puerto las propuestas y lograr que haya buenos gobiernos. 

MORENA debe ser la conciencia crítica y un espacio abierto para que millones de mexicanos puedan construir las bases de nuevos gobiernos, puntualiza.

En tanto, el aspirante a la presidencia de MORENA, que por el momento detenta Yeidckol Polevnsky como Secretaria General en funciones de Presidenta del partido, porque no ha sido elegida, recorre el país y en su reciente visita a Xalapa, Veracruz, presentó tres propuestas básicas:

1.-Que se abra la afiliación para millones de mexicanos que lo demandan.

2.- Que haya elecciones democráticas y…

3.-Que las encuestas sean administradas por la UNAM, en coordinación con las Universidades de los Estados.

De esa forma, puntualiza, “poder dar paso a que los militantes decidan quiénes serán los nuevos dirigentes en todos los niveles”.

Las propuestas de Alejandro Rojas son precisas y objetivas, con base en la realidad y que no pueden posponerse, porque el presidente AMLO requiere el apoyo de su partido.

El aspirante a dirigir el destino de MORENA propone también la revocación de mandato para los gobernadores y funcionarios ineptos y corruptos, quienes deben someterse al escrutinio de la gente. Hay que recordar que “el pueblo pone y el pueblo quita”.

No hay pretexto: Si ya lo impulsó el presidente López Obrador y se aprobó a nivel Federal, ahora corresponde a las entidades de la República, hacer lo propio, sostiene Rojas Díaz Durán.

Por último, dejó en claro que no existe fractura al interior del partido donde se da un debate democrático para arreglar cualquier diferencia que exista.

Rojas Díaz Durán, tiene el pulso de las urgentes necesidades del Movimiento de Regeneración Nacional, para ser factor de cambio en la vida democrática de México.

Al estilo del célebre cantautor guanajuatense José Alfredo Jiménez, quien acuñó la frase “ahí se apuesta la vida y se respeta al que gana”, Alejandro se compromete a romper  los candados de la “Puerta Negra” para que los ciudadanos se afilien libre e individualmente a los partidos políticos”.