La carta que no dejaron leer a "El Chapo" Guzmán en su juicio

Joaquín “El Chapo” Guzmán se quejó en público que “está enfermo por la situación” de aislamiento en la que se encuentra, en la primera declaración ante el juez que hace desde que fue extraditado a Estados Unidos.

En una audiencia preparatoria de su juicio en la corte federal de Brooklyn, “El Chapo” quiso leer una carta preparada para pedir un cambio en las condiciones en la cárcel de máxima seguridad en la que se encuentra.

Guzmán se quejó del “aire”, presuntamente del sistema de refrigeración de su celda (algo de lo que se han quejado siempre sus abogados).

Desde hace meses, la defensa ha expuesto el deterioro de la condición física y mental de “El Chapo”.

En esa misma carta quería mandar un mensaje directo a sus familiares para decirles que confía en su defensa y no está dispuesto a dar el caso por perdido ni declararse culpable.

Con eso quería responder al reporte de EL UNIVERSAL que publicó en exclusiva que estaban pensando dejar de pagar los honorarios de sus abogados.
En la misma audiencia, se determinó que el 5 de septiembre empiece la selección de jurado, y que el juicio empiece el día 15 de mismo mes.

El Chapo Guzmán jura que no matará ningún jurado en su juicio

El conocido narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, prometió que no matará a ningún miembro del jurado que esté sentado en su próximo juicio federal , argumentando que, por lo tanto, es innecesario mantenerlos en el anonimato y bajo custodia armada como lo han pedido los fiscales a cargo de su caso.

Al proporcionar protecciones especiales al panel "envía el mensaje a cada miembro del jurado de que necesita estar protegido del Sr. Guzmán, según narra la noticia publicada por The New York Post.

A partir de ahí, los miembros del jurado podrían inferir que el Sr. Guzmán es tanto peligroso como culpable ", escribió el abogado defensor A. Eduardo Balarezo en una moción presentada recientemente.

Los fiscales pidieron al juez del Tribunal Federal de Brooklyn, Brian Cogan, que destaque a un jurado anónimo en el próximo juicio del líder del cártel en septiembre, citando su larga historia de violencia y los casos en los que se cree que intentó golpear a los testigos.

También solicitaron que los jurados permanezcan parcialmente aislados y sujetos a escolta armada desde y hacia un lugar seguro durante el juicio que durará de tres a cuatro meses.

El conocido líder del Cartel de Sinaloa se enfrenta a una serie de acusaciones, incluidas las empresas delictivas y el tráfico internacional de cocaína.

Balarezo dice que el gobierno basa sus temores en simples acusaciones del comportamiento violento de Guzmán, a u vez basados en "declaraciones no probadas y sospechosas de cooperadores que buscan reducir sus propias sentencias".

LA CARTA ÍNTEGRA (TRADUCIDA AL ESPAÑOL DE VICE NEWS):

Señor juez, yo, Joaquín Guzmán Loera, quiero exponerle los problemas que tengo con respecto a mi proceso:

Debido a las reglas que usted autorizó, se me hace imposible montar mi defensa en este caso que usted mismo ha dicho es muy complejo.

Debido a las reglas que usted autorizó, no he tenido contacto con mi esposa durante 13 meses… Ni en persona, ni por teléfono, ni por carta.

Nunca me han explicado por qué no me permiten ese acercamiento. Hace seis meses le escribí una carta, y hasta ahora no sé si ella la recibió. Por esa imposibilidad de contacto, ella no me ha podido ayudar a conseguir los recursos para pagar a mis abogados.

(Usted) Me autorizó visitas personales con mi hermana. Pero después de una visita de una hora, que fue monitoreada, el gobierno de los Estados Unidos le revocó la visa. Entonces ella ya no puede entrar a este país.

Me autorizó llamadas telefónicas con mi hermana y madre, pero ellas no tienen la capacidad de pagar a los abogados. Porque las reglas me prohíben darle instrucciones sobre cómo conseguir fondos para mis abogados, ellas no pueden dar una solución.

He recibido algunas visitas de mis hijas, quienes tienen seis años, pero es obvio que ellas no pueden solucionar el problema. Ni siquiera, a través de ellas, puedo enviar saludos a mi familia. Cuando les pedí que saludaran a su mamá, los agentes que monitorearon la visita la pararon para regañarme por pasar mensajes.

Sólo me puede visitar mi actual equipo legal, pero las reglas no le permiten pasar mensajes a mi familia con instrucciones de cómo obtener los honorarios.

Las condiciones que usted autorizó me han dañado mucho porque no puedo armar mi defensa con los abogados que yo seleccioné.

Con suerte y mucho esfuerzo, mi familia pudo hacer el primer pago al licenciado Balarezo, pero por las reglas no he podido conseguir lo demás. Las personas que me ayudaron a hacer ese primer pago ya no pueden ayudarme más.

En este momento el licenciado Balarezo está haciendo lo mejor que puede con lo que tiene. Pero mi acuerdo con él contemplaba más recursos para poder defenderme. No sólo sus honorarios, sino también para los gastos necesarios. Porque no tengo acceso a los recursos necesarios, mi proceso está afectado porque no puedo formar al equipo completo de abogados que yo escogí. Hasta el día de hoy, mi defensa no está completa por falta de los recursos.

Unos artículos que se publicaron en la prensa la semana pasada han dicho que mi familia no quiere pagar los honorarios, en parte, porque no saben de mí, ni qué es lo que yo quiero realizar. Deseo dejar eso en claro, quiero que todos sepan que quiero ir a juicio. No tengo intención de colaborar ni declararme culpable. También quiero que hagan lo posible para pagar los honorarios de mis abogados. El problema es que sin instrucciones mías no pueden hacerlo.

Señor juez, le pido por favor que modifique las reglas para permitir hablar con mi esposa cara a cara para solucionar esta situación. Si no, mi juicio será una farsa. También quiero exponerle que las reglas que usted autorizó me están afectando físicamente, mentalmente y emocionalmente.

• Sufro de dolores de cabeza todos los días.

• Vomito casi todos los días.

• No me han arreglado dos muelas y me duelen mucho.

• No me he tomado el sol ni aire fresco durante 13 meses.

• El aire que respiro viene a través de un ducto en la celda y es muy seco, me duele la garganta y las fosas nasales.

• La luz en mi celda está encendida todas las horas del día y se me hace difícil dormir.

• Si no está muy frío, hace demasiado calor. No me permiten comprar las mismas cosas que pueden consumir los otros presos.

Por las condiciones y como me han afectado, no me puedo enfocar para estudiar la evidencia en mi caso. No me puedo concentrar para ayudar a mi defensa. Es claro que las condiciones me han dañado bastante. Es una tortura de 24 horas cada día. Señor juez, le pido que por favor autoricen algún medicamento para relajarme y enfocarme para ayudar a mi defensa.

Por último, las decisiones que usted ha tomado sobre las mociones son basadas en evidencia que no tengo la oportunidad de refutar y eso no es justo. No voy a recibir pruebas importantes hasta muy cerca del juicio y no voy a poder defenderme. Yo pensé que la justicia estadunidense, por lo menos, me iba a dar la oportunidad de defenderme. Pero ahora veo que no es verdad. Lo único que pido es un juicio justo.

S. Joaquín Guzmán Loera

AGENCIAS, CANDELERO, 16-02-18.