Despido de 120 trabajadores

En las nubes

Carlos Ravelo Galindo, afirma: Por el próximo 20 de Agosto en que cumple su 50 Aniversario Notimex,  es bueno recordar el  despido de 120 trabajadores.                                                                                        

José Antonio Aspiros Villagómez nos lo platica con toda propiedad.  Como testigo presencial.  Sin tapujos, con toda honestidad, a la que está acostumbrado nos explica:                                       

“Ahora que la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex) prepara la celebración de su 50 aniversario (20 de agosto), es pertinente recordar cómo fueron conmemorados sus primeros 25 años.                               

En ese tiempo la empresa dependía de la Secretaría de Gobernación y su director, Rubén Álvarez Mendiola, organizó un gran festejo con diversos actos y obsequios, seis meses antes de despedir a 120 trabajadores.             

Según datos extractados del capítulo IV de nuestro texto histórico La imagen ‘sexenal’ de México en el mundo, entre 1993 y 1994 Notimex negoció con la Secretaría de Hacienda un convenio de reestructuración y rehabilitación financiera para remediar “el déficit generado por su estructura orgánica irregular, para hacer frente a compromisos fiscales no cubiertos, como impuestos por concepto de agua y predial, y para efectuar la primera parte de su modernización tecnológica”.                                                                                                   

A cambio, se comprometió a “actualizar su estructura orgánica y su plantilla de personal, incrementar el número de suscriptores a nivel nacional y efectuar su reconversión tecnológica en un 50 por ciento”.1      

El sindicato y los empleados de confianza estuvieron finalmente de acuerdo con las liquidaciones y fue aceptado un nuevo contrato colectivo de trabajo que, según la empresa, “permitió mejorar los aspectos periodísticos y administrativos de Notimex, respetando los derechos laborales”.                                                                                 

Sobre cómo ocurrió lo anterior, el ya para entonces ex director de Notimex, Raymundo Riva Palacio, escribió que “…la Junta de Conciliación y Arbitraje admitió una demanda de la empresa al sindicato para modificar el contrato colectivo de los trabajadores y forzarlos, así, a firmar uno nuevo. La cláusula más polémica es aquella donde la empresa se abroga el derecho de cambiar turnos y funciones de los trabajadores a su discreción y conveniencia”.2                                                     

“La empresa -sostuvo Riva Palacio- inició negociaciones con el sindicato apenas la semana pasada, pero desde una posición de gran fuerza. El sindicato, cuyo Comité Ejecutivo tomó posesión en octubre, no ha recibido el registro correspondiente de la Secretaría del Trabajo; es decir, legalmente no existe. Si la empresa así lo decidiera, podría imponer un nuevo contrato colectivo y obligar a los trabajadores a firmarlo. […]                                         

En todo caso el Sindicato, en donde hay sospecha de que varias dependencias están presionando a la Secretaría del Trabajo para que todavía no les den el registro, se encuentra inerme. No es descabellado pensar, en este marco, que la anulación del contrato colectivo prospere.2                                                                                                           

Y según una nota de La Jornada, “la empresa argumenta que el número de suscriptores que tuvieron en 1992 creció sólo un 2.6 por ciento y que a junio de este año hubo una ‘disminución del 7.7 por ciento’. Agregan que el ingreso por venta de servicios el año pasado decreció al 16.5 por ciento y que para este año, si continúa la tendencia, ‘se tendrá una disminución del 8.4 por ciento con respecto al año anterior’”.3                                        

En un editorial de su boletín interno, Notimex dijo al final de las negociaciones que “el conflicto laboral (…) se prolongó mucho más allá de lo deseable”, cuatro meses, pues “la representación sindical daba un paso adelante y luego tres atrás. Decía estar de acuerdo con alguna de las cláusulas del nuevo Contrato Colectivo y, al día siguiente, por ejemplo, podía decir que siempre no o condicionarla a la aprobación de otra cláusula que sentían estaba conectada con la primera”.                                                                                                    

Finalmente firmaron el lunes 28 de febrero de 1994, “un acuerdo mediante el cual se resolvió el diferendo que existía entre ambos”.4                                           

En cuanto a los festejos del medio siglo, Notimex cuenta con un micrositio en su página web, donde es posible ver entrevistas, notas y datos históricos, en texto, imagen, audio y video.                                        

NOTAS:                                                                                                        

1“Amplia reestructuración de Notimex”, El Hilo de Notimex, año 1 # 10, tercera época, noviembre 1994.                                                                   

2Raymundo Riva Palacio, “Señales ominosas”, El Financiero, enero 1993.                                                                                                   

3Judith Calderón Gómez, “Proyecta Notimex liquidar al 19% de sus trabajadores”, La Jornada, 31 enero 1994.                                                           

4“Editorial. Una mejor agencia para todos”, El Hilo de Notimex, marzo 1994.                                                                      

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.