Prevé Banxico mayor volatilidad por riesgos externos

Durante el primer trimestre de 2018, la economía mexicana mantuvo la captación de recursos por medio de la cuenta financiera, pese a la incertidumbre por riesgos en el entorno global, por los cuales se prevé un aumento en la volatilidad, alertó el Banco de México (Banxico).

Al dar a conocer la Balanza de Pagos en el Primer Trimestre de 2018, el instituto central destacó que la expectativa de un crecimiento sólido de la actividad económica mundial para el resto de 2018 y 2019 se mantiene, “si bien se han acrecentado los riesgos para la economía global en una perspectiva de mediano y largo plazos”.

Entre dichos riesgos destacan un entorno de mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales ante la posibilidad de sorpresas en los niveles de inflación de algunas economías avanzadas, especialmente en Estados Unidos, así como un escalamiento de las medidas proteccionistas y la materialización de algunos eventos geopolíticos.

“Estos riesgos han comenzado a reflejarse recientemente en una mayor volatilidad en los mercados financieros y, de manera particular, en una moderación en los flujos de capital hacia las economías emergentes, en un contexto de condiciones financieras cada vez más astringentes”, dijo.

No obstante, apuntó que “en el periodo de referencia la economía mexicana siguió captando recursos a través de la cuenta financiera, principalmente por concepto de inversión directa y de cartera. Sin embargo, hacia adelante no pueden descartarse episodios de volatilidad derivados de los mencionados riesgos”.

En el primer trimestre del año, en la cuenta financiera se presentó un endeudamiento neto que implicó una entrada de recursos por siete mil 955 millones de dólares, incluyendo un aumento de los activos de reserva por dos mil 128 millones de dólares, detalló.

El instituto central precisó que la cuenta corriente registró un déficit de seis mil 941 millones de dólares y a su vez la cuenta de capital resultó deficitaria en 24 millones de dólares. Por su parte, el renglón de errores y omisiones exhibió un flujo negativo por 990 millones de dólares.

En su reporte, el Banxico destacó que el fortalecimiento de la actividad económica a nivel global contribuyó a que las exportaciones manufactureras de México mantuvieran un importante dinamismo, en el primer trimestre de 2018 y el déficit de la cuenta corriente se ubicó en 2.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra inferior a la observada en igual lapso de 2017 de 4.0 por ciento del PIB.

Dicho déficit fue el menor que se registra para un primer trimestre en los últimos seis años, tanto en dólares, como en proporción del PIB, explicó.

En particular, la disminución anual del déficit reflejó el aumento en el superávit de la balanza comercial no petrolera, aunado a la reducción anual del déficit del ingreso primario y el mayor superávit de la cuenta de remesas; en contraste, el déficit de la balanza comercial petrolera continuó ampliándose, puntualizó.

NOTIMEX, CANDELERO, 26-05-18.