Lo detienen y deportan tras entregar una pizza en base militar de Nueva York

El inmigrante ecuatoriano Pablo Villavicencio acudió realizar una entrega de pizza a un cuartel del Ejército en Brooklyn y un guardia llamó al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) para denunciarlo.

En entrevista para The Associated Press, la esposa del ecuatoriano, Sandra Chica, informó que su esposo fue a entregar una pizza a la base militar Fort Hamilton la semana pasada y que el guardia que lo recibió en la entrada del inmueble le pidió una identificación, misma que entregó, no obstante, el uniformado exigió una licencia de conducir emitida por el estado de Nueva York y como no contaba con una, el elemento oficial llamó al ICE.

Posteriormente, Villavicencio Calderón fue detenido por elementos del Ejército y entregado al ICE"; está bajo custodia de las autoridades de inmigración a la espera de su deportación, informó Rachael Yong Yow, portavoz de la agencia en Nueva York.

Su esposa Sandra Chica, quien nació en Colombia y se mudó a Estados Unidos hace una década, informó que es ciudadana estadounidense, por lo que consideró como inhumano el hecho, al asegurar que Villavicencio no estaba cometiendo ningún crimen, aunado a que es un padre que trabaja para mantener a sus dos hijas

La base de Fort Hamilton no ha respondido una llamada y un correo electrónico en los que se le pide comentarios; y una persona que atendió el teléfono en Nonna Delia, ubicada en Flushing, informó que el inmigrante de 35 años era un gran empleado.

Mientras que en redes sociales, el caso se ha vuelto viral por parte de la población latina que enfrenta y reprueba las deportaciones.

AGENCIAS, CANDELERO, 07-06-18.