El callejón del ?Che? Guevara

La mirada puesta en el 50 aniversario de su muerte, que se cumple el 9 de octubre, los últimos días del Ernesto “Che” Guevara, sus hechos, sus palabras y su diario de campaña, vuelven a ser desgranados por los estudiosos, en otro intento de comprender el fracaso del mítico guerrillero en Bolivia.

Desde el principio, en su plan nada encajó como él quería: creyó haber llegado al país correcto para desatar el foco revolucionario, pero Bolivia ya había vivido su revolución; eligió la selva Ñancahuazú para combatir, pero su asma se agravó; y buscó apoyo de los campesinos, pero nunca logró reclutar a uno.

“Guevara llegó a La Paz de forma clandestina con el nombre del funcionario uruguayo Adolfo Mena González, con el rostro cambiado, y se alojó en el hotel Copacabana, donde se hizo un autorretrato sentado mirando al espejo, igual que un "selfie"”, afirma el mayor estudioso boliviano de la guerrilla “guevarista", Carlos Soria.

“Sin embargo, Bolivia no fue Vietnam, debido a que Estados Unidos había aprendido las lecciones de su fracaso en la nación asiática, del enorme error que conllevaba una intervención militar directa”.

“El “Che” cometió dos errores: el primero creer que su pelea no iba a ser contra el Ejército boliviano sino contra militares de Estados Unidos y, segundo, hizo un mal diagnóstico de la “complejidad boliviana" y de lo que quería el propio Partido Comunista de Bolivia, cuyo líder, Mario Monje, es acusado de traicionar a Guevara, aunque él tenía como proyecto una insurrección popular y no una guerrilla”, explicó Mendieta.

"Como decía José Martí: 'es más fácil morir con honor, que pensar con orden'", recordó el analista.

Minutos antes, Guevara también dijo: "Supongo que no me irán a matar ahora. Valgo más para ustedes vivo que muerto", cita Prado. No obstante, al día siguiente, Mario Terán Salazar cumplió la orden emitida desde La Paz de ejecutar al revolucionario en la escuela de La Higuera.

Pese al medio siglo transcurrido y su trascendencia histórica, lo sucedido en 1967 todavía no ha sido aclarado por completo, a falta de la apertura de archivos militares sobre el rebelde comunista que se mantienen en secreto en Bolivia, Cuba y Estados Unidos.

AGENCIAS, CANDELERO, 26-09-17.