Cambios en la Comunicación

Por: Sócrates A. Campos Lemus

Que conste…son reflexiones…!

Muy activo y eficiente se ha mostrado Marcelo Ebrard quién de inmediato y en día domingo, viajaba a los Estados Unidos para reunirse con autoridades norteamericanas y planear el proyecto de inversiones en Centroamérica que logre establecer una plataforma de desarrollo en la región y evite la salida de caravanas de migrantes. Sin duda, este proyecto, es diferente a otros de control y represión, que marca el estilo y el desarrollo de las zonas marginadas y será vital para aplicarse en el país.

Lo mismo sucede en la venta del “avión presidencial” una inversión multimillonaria que contrató, no hay que olvidarlo, Felipe Calderón y no dudamos que en el mismo, existió el “moche”.

Pero en fin, lo importante es que se fue para ingresar a mantenimiento y ponerse a la venta. Es un compromiso que desde campaña se ofreció y de inmediato se cumple. Claro que no todo se puede hacer en un día.

Mucha información sale deformada sobre el asunto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México suspendido en la obra de Texcoco, la idea de los desinformadores es generar dudas sobre la palabra de AMLO y, este, aclara que lo que se está haciendo es la recompra de Bonos para serenar a los inversionistas extranjeros de que tienen la garantía de pago y no de generar conflictos y problemas. Lo que es un hecho es que las obras se suspenden, pero se tiene que mantener la relación para cumplir con los compromisos nacionales e internacionales y esto es lo que se debe dejar claro: no hay marcha atrás en cuanto a la suspensión del Aeropuerto de Texcoco y el avance de los nuevos proyectos así que, si algunos quieren usar la desinformación con tal de joder, pues es su problema, porque al final de cuentas, la información debe tener seriedad y credibilidad entre la sociedad, sino se van acabando solos los medios que nos llenan de mentiras y, por ello, creemos que no se puede, tampoco, victimizar a Carlos Loret de Mola ahora que deja al grupo Radio Centro, pero ellos deberán aclarar los motivos del cierre de su programa, es lo más sano, sobre todo porque existe el compromiso de AMLO de dar paso total a la libertad de Prensa, aclarando que los funcionarios tienen derecho a replicar lo que se informe o se comente en los medios de comunicación, es su derecho de réplica que incluye a cualquier ciudadano y esto es la base de la verdadera libertad de prensa y manifestación, porque se tienen que terminar los tiempos de la manipulación.

Entre los entramados más complejos, por el nudo de intereses y de recursos que se usaron y dilapidaron en el sexenio anterior y anteriores en la comunicación social, manipulando la información, nos deja como experiencia que de nada sirve esa manipulación, porque los lectores, televidentes y radioescuchas no son tontos y tienen claro cuáles son los medios y sus mensajeros que tienen honestidad y valentía y no utilizan la deformación como un arma política en contra de algunas causas o de algunos políticos. Ya hemos comentado que, desde el movimiento estudiantil de 1968, se tuvo que entender que el control de los medios de comunicación y la manipulación de la información no  sirvieron  y nosotros somos testigos que al grito de “Prensa Vendida”, muchos directores y comunicadores entendieron que no podía permanecer callados o manipulados por los operadores políticos del gobierno ya que venían perdiendo credibilidad, lectores, radioescuchas o televidentes en cada grupo que mantenía la postura oficial, de tal suerte que el mismo Luis Echeverría, después del asalto a Excélsior y el nacimiento de la revista Proceso, entendió que lo mejor era abrir los medios y permitir que algunos comunicadores de la oposición pudieran escribir o comentar con más libertad, y este proceso permitió llegar a la época actual que obliga a respetar esa libertad y dejar la postura del manejo sesgado de la comunicación. No hay mejor comunicación, creíble y confiable que cuando se dice la verdad y la realidad le duela a quién le duela.

Por esa razón, AMLO, ha garantizado esa libertad, y si algunos medios que tradicionalmente venían aplicando el sistema del entreguismo a la manipulación gubernamental ahora cambian, pues son bienvenidos, y esto obliga a ellos mismos a depurar sus cuadros y por supuesto que ese proceso, generará especulaciones y malinterpretaciones si no se dan los motivos reales de cuando se separen los comunicadores que de pronto desaparecen por los intereses empresariales de la comunicación o porque así lo determinan los mismos comunicadores, esperando tiempos mejores para ejercer su profesión.

De lo que tenemos que estar claros es que el chayoteo oficial, en los niveles de derroche que se dieron en el sexenio pasado y que no sirvieron para nada, se terminan por cuestiones de convicción y de ahorro, no por acciones de represión a los medios y comunicadores. Se les avisó, y como dicen en mi pueblo: el que avisa no es traidor.

Así que hay garantías para el ejercicio de la libertad de Prensa, nadie podrá evitar que digamos lo que pensamos o investigamos, pero así, nadie tendrá derecho a deformar la información en prejuicio de sus lectores, radioescuchas o televidentes.

Poner las bases claras de este proceso es bueno para todos porque la comunicación cambió y la gente tendrá la seguridad de que recibirá una información serena, confiable y veraz, honesta y clara.

Si se terminan los chayos, pues, se acaban los chayoteros…