Gasto de $30 mil millones en espionaje

Por: Sócrates A.- Campos Lemus

Que conste…son reflexiones…!

Pues no qué no?.... la realidad es que todos sabíamos de la existencia de los equipos de espionaje y, en algunos casos, se puede decir equipos “de eliminación”, de conjuras y de jugarretas donde han estado muchos de los hombres más brutales o bien, los más inteligentes que le han dado o brindado al presidente, no al país, la información que ha requerido de sus enemigos políticos y se ha utilizado para denostarles o para joderles la vida. El CISEN, pues sí existe, y en un plazo de cinco años recibió o gastó y se embolsaron sus funcionarios, más de 30 mil millones de pesos, y esa enorme fortuna que debería ser para educación o para ayuda y apoyo a los jodidos se utilizó, fundamentalmente, para espiar a los maestros y estudiantes universitarios o del Politécnico con el cuento de que se podían generar guerrillas y atentar en contra del “estado de derecho” que siempre han deformado y violado las mismas autoridades.

Hoy, la vida del CISEN no depende tanto de Alberto Bazbaz, el “eficiente” investigador que después de días “encuentró” a la niña Paulete, debajo de su cama, muerta, por supuesto, ocultando alguna chingadera porque no estaban jugando a las escondidillas. Hoy, el futuro de este organismo deformado y deformante de la visión nacional y de las luchas sociales, tendrá que ser modificado por Alfonso Durazo, que será el encargado de la Secretaría de Seguridad Pública y, bueno, a lo mejor, rinde tales resultados que hasta podría encontrar la verdad sobre el asesinato de Colosio o del porqué razón emprendiera Fox la campaña para tratar de desaforar a AMLO, cuando su odio se volcaba en contra del PEJE.

Si bien creemos en el amor y paz propuesto por AMLO, creemos que como buen tabasqueño, no olvida los agravios, pero los trata de perdonar, y lo que jamás olvida son los favores y las atenciones. Por eso, tanto Meade como el truculento y fascistoide Anaya, esperan su perdón.

Para que nos demos cuenta de qué tamaño es el presupuesto “gastado” en cinco años por los genios malignos del CISEN, imaginemos que esos $30 mil millones es la misma cantidad robada y saqueada de Oaxaca por Gabino Cué y Jorge, el coco, Castillo y su pandilla de hampones.

Y la única realidad y conclusión de la campaña es que la gente no le creía a Meade ni a Anaya. Tampoco creía que el maligno era, como en otras ocasiones, AMLO. Al contrario, pensaron los votantes que lo que se debería hacer era eliminar a Meade por no ser un priista sino un panista, y eliminar a Anaya por ser, igualmente, un panista con salpicaduras de perredista y un oportunista maligno y traidor. Así nos podemos preguntar: ¿para qué serviría el CISEN si ni siquiera pudo tener la información correcta de lo que sucedía en las calles y captar la realidad prevaleciente para informarle al presidente?, y este, engañado y engañando en el juego perverso de la política a Nuño y a los priistas, jugaba con ellos, para tratar de tomar venganza por las traiciones de Anaya, pero sobre todo, basado en las transas y corruptelas del “joven marranilla”.

Creemos que el futuro de ese organismo perverso y de espionaje que es el CISEN, tiene contados sus días. Pero no nos ilusionemos, porque es cierto que en todos los gobiernos, los encargados de la “seguridad” solo la entienden en función de los datos que les llegan, y éstos llegan por medio del espionaje en las llamadas telefónicas, en los mensajes que se mandan los ciudadanos entre sí, en los conductos telefónicos que llevan mensajes y en las informaciones que les llevan sus “orejas” de las reuniones en restaurantes, casas, fiestas, pachangas y manifestaciones o movimientos de los partidos y organizaciones políticas, así que, ya le cambiarán de nombre, pero no de funciones.

Y podríamos concluir que Carlos Slim y su socio Carlos Salinas, al controlar esos medios, pues tienen tanta información como el mismo gobierno y, bueno, ya vemos la importancia que tiene la información, porque así saben de movimientos financieros, económicos o políticos que les pueden beneficiar a sus negocios e intereses.

Voy a reproducir una historia contada por José Elías Romero Apis que es para reflexionarla y que no se nos olvide:

“En 1930 contendieron por la presidencia Pascual Ortiz Rubio y José Vasconcelos. El primero de ellos era un político de formato sencillo. El segundo es reconocido como uno de los grandes intelectuales mexicanos. ¿Por qué le sucedió eso a un hombre ilustre e inteligente? (perder)…..sencillamente porque nunca supo qué lo venció ni quién lo venció. Él creía que contendía contra Ortiz Rubio y que lo vencería por ser más iluminado. En realidad, quién lo venció fue Plutarco Elías Calles y no Pascual Ortiz Rubio.

En ese 1930, Calles era dueño de los sindicatos, a través de su asociado Luis N. Morones. Era dueño de las ligas campesinas, a través de su asociado Gonzalo N: Santos. Era dueño del Ejército, a través de Joaquín Amaro. Era dueño de la economía, a través de MANUEL GÓMEZ MORÍN. Era dueño del partido, de la prensa y de casi todo.

En ese entonces, a Calles no lo podría vencer nadie porque Calles era invencible”. Hoy, algunos pensaron que estaban en los tiempos de Calles y que tenían un partido invencible, y no se dieron cuenta que con las corruptelas y las complicidades, con los negocios, lo fracturaron y que lo único real era que tenían gran unidad, ¡pero en su contra! y así perdieron.

Por ello, cuando vemos a los recogedores de la basura y de los despojos que quedaron de los partidos políticos, pensamos en que deberían, primero, hacer una gran reflexión y una limpia, pero en Catemaco, porque de pronto deberían entender que hay millones de ciudadanos con o sin razón, confiando y esperanzados en lo que diga AMLO.

En fin, ya veremos lo que pasa en poco tiempo. Por lo pronto que el triunfo no los llene de soberbia porque pueden fracasar, ni conviertan sus frustraciones y resentimiento en acciones, porque los pueden eliminar.