Los Nuevos Tiempos

Por: Sócrates A. Campos Lemus

Que conste…son reflexiones…!

Ahora bien, también en esto el viejo Marx dio en el blanco: “si no hay democracia económica, si una gran parte de la población no dispone de renta ni trabajo, entonces la democracia política es un engaño, una farsa, porque de hecho, los más pobres se ven privados de las más elementales formas de libertad que son alimentación, salud, educación, empleo, ocio, etc. ¿Qué significa la libertad para un hombre que no dispone de entradas suficientes para alimentar a sus hijos ni de ningún mecanismo para protestar contra la miserable situación en que se encuentra”?: Frei Betto.

-x-x-x-x-x-x

En México la lucha armada solamente importa a los surtidores de armas y equipos de la Policía y el Ejército, a los narcotraficantes y a los sembradores de amapola y marihuana, a los huachicoleros, a los secuestradores, a los asaltantes, a los sicarios, a los que prestan los servicios de policía privada, a los ricos para protegerse con sus guaruras, a los caciques para controlar las zonas, a los especuladores financieros para cuidar sus Bancos, pero a los revolucionarios y a la gente del pueblo esa no es su preocupación, ya pasaron los tiempos donde se pensaba que el folclorismo revolucionario podía ser el factor del cambio por la lucha armada, el costo fue enorme y todavía en zonas como Chihuahua, Durango, Sinaloa, Puebla, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Estado de México, Hidalgo se pagó y se paga con una gran represión la acción de muchos jóvenes y viejos idealistas que buscan ese camino, tratando de copiar a Fidel Castro o al Ché Guevara.

Hoy, se requiere un cambio como el que está proponiendo López Obrador, con seguridad. Muchos querrán que de inmediato rinda resultados, y por ello es bueno el que AMLO vaya todos los días, desde las seis de la mañana, a comentar con los medios de comunicación lo que se está haciendo y lo que se está resolviendo o los problemas que se enfrenta.

Este sistema de comunicación popular lo salvó en los tiempos donde Vicente Fox y la ultraderecha nacional pretendía llevarlo a la cárcel con el desafuero, con inventos de violaciones a la ley, siendo Jefe del Gobierno Capitalino, y ahí no tuvieron que hacer grandes movilizaciones de masas, porque entonces, hubieran cometido un grave error.

Ahí se contó con el valor y la fuerza moral, y llega  la “dama guerrera”, la ex ministra de la Corte, Olga Sánchez Cordero, mujer forjada en los ideales nacionalistas y de respeto a las libertades y la equidad de género que ha sido la única que llegó a enfrentarse contra el presidente Peña Nieto cuando era gobernador en el Estado de México y lanzó a sus guaruras a la represión en contra de los campesinos y de las mujeres de San Salvador Atenco que fueron reprimidas y violadas por la policía. Pero sobre todo, hay que entender que la acción convocada por el entonces Secretario de Gobernación, Santiago Creel al lado del “Jefe Diego” y de algunos funcionarios de la PGR que traicionaban al Procurador Macedo de la Concha, demostraba el odio y el terror de Vicente Fox por el crecimiento en el ánimo popular de AMLO, y así, pretendía eliminarle de la lucha política por medio del complot urdido en contra de Andrés Manuel y parado en seco, en la Corte, por la Ministra Olga Sánchez Cordero.

En ese tiempo, AMLO, perdió unas batallas a pesar de estar en el lado correcto, pero  siguió hasta mostrar ahora el enorme apoyo popular que ha generado el respeto y admiración a su constancia, honestidad y lucha en favor de los que menos tienen y en la defensa de la soberanía nacional, en contra de la corrupción y del saqueo de los fondos y bienes públicos que se han utilizado para los negocios privados de los burócratas y políticos tradicionales de los partidos que ya no son oposición.

En este nuevo cambio, la ex ministra Sánchez Cordero se muestra como la próxima Secretaria de Gobernación y es de entender que no le temblará la mano, pero no tendrá la mano dura de la represión, sino que será la de la comprensión de los problemas políticos, sociales y económicos en el país.

Está claro que el actual equipo de gobierno de MORENA tiene la instrucción de lograr la conciliación y mostrar el ánimo de diálogo con todos los grupos sociales y políticos, y aunque tendrán el enorme apoyo de las Cámaras de Diputados y Senadores, no por eso habrán de imponerse mayoritariamente, sino entender que la conciliación es parte de la democracia que hemos demandado los mexicanos.

Creo que así veremos a los funcionarios sin escoltas, cuidados por la gente, recorriendo palmo a palmo el país para devolverle la confianza y el cariño a su tierra a los mexicanos. Este será sin duda alguna un cambio importante en la vida política, económica y social de México, donde la soberanía, la libertad y la honestidad, al lado de la razón y la verdad, del hablar sin mentiras, será diferente en los valores y en las acciones de la gente que ahora sí participarán en todos los proyectos que deban hacer para el beneficio de nuestra sociedad.

Los jóvenes y los viejos saben que hoy tienen una gran puesto de esperanza y que el cambio de vida y de oportunidades permitirá ofertar nuevos empleos, nuevos campos de educación y mejor salud para todos.

Los compromisos de AMLO, dicen algunos, serán difíciles de aplicar, pero sin duda, lo que es verdad es que en este país, siempre hemos tenido recursos, lo que nos han sobrado son ladrones, por lo que jamás alcanzaban los presupuestos para apoyar a los que menos tienen.

Es la hora del cambio y de la esperanza. Y no desaparece el Estado Mayor, se reintegra a las fuerzas armadas. Ya no cuidará al Presidente y no tendremos las ostentaciones de los burócratas que se sentían virreyes. Los soldados del EMP ya no cuidaran señoras, ni jóvenes en los antros, ni serán nanas. Serán, nuevamente, soldados de la Patria.