Nos siguen Robando

Por: Sócrates A. Campos Lemus

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Que conste…los olvidados….!

Es cierto que la famosa cuesta de Enero es una realidad, pero no hay duda de que el gobierno cada día sangra más a los mexicanos con los pretextos que sean, pero todos, al final, sabemos que los recursos van a sus bolsillos, a los de sus socios y cómplices en la iniciativa privada, a los Bancos y banqueros y políticos y que la única realidad es traernos como “pericos a toallazos”, para que nos quejemos, mientras no hagamos protestas y nada por las jodas que nos acomodan para saquearnos y dejarnos endeudados, nada sucederá, y ellos, continuarán haciendo eso: utilizar los bienes públicos, las riquezas naturales y los fondos públicos para hacer sus negocios privados.

Por ello, con el cuento ahora de que “subió el dólar” y otras jodederas, nos aumentan la gasolina, pero con la variante de que dicen que el aumento lo hacen los expendedores, no el gobierno, para taparle el ojo al macho, y que no se generalicen las protestas, al igual que ahora lo hacen con el alza al precio de la tortilla que se encarecerá de acuerdo con la zonas, de uno cincuenta a tres pesos por kilo, olvidando que el maíz es parte del país, y que además de alimento, plato, cuchara, también es paz social, y por esa razón muchos dicen que los cambios en la Ley de Seguridad, solamente es para probar que el gobierno puede reprimir y no permitir ninguna protesta.

Así que ahora, más que nunca, parece ser que el mismo gobierno pretende que Meade (se dice mid) pierda la Presidencia, a pesar de que lo quieren pasar como un candidato ciudadano y no como un miembro más de la oligarquía reinante en el país, como lo es sin duda alguna, Ricardo “canalla”… el cual, trae a su familia a conocer México, porque siempre han vivido en Estados Unidos.

Impuestos, productos aprovechamientos, multas, recargos, reemplacamientos, verificaciones, son parte de las friegas que cada año nos colocan como obligación los políticos y sus socios, los empresarios, con los aumentos de precios y acaparamientos de productos, los banqueros que cada día ganan más y se llevan los dineros a sus países de origen, mientras nos joden a los mexicanos, los aumentos de servicios y la privatización de lo que deben prestar obligatoriamente pero ya lo tomaron como negocio en el agua, la luz, la seguridad y la educación, y por todo ello, lucran y nos roban el dinero a todos y no hay forma de evitar que nos roben y engañen, porque ellos controlan a las Cámaras de Diputados y Senadores que, además, pagamos todos los mexicanos y que no nos sirven para un carajo, y en cambio  protegen los intereses de los empresarios, banqueros y políticos en contra de los intereses de quienes pagamos, que somos los mexicanos… pero ahí estamos, apendejados, esperando a ver cómo avanzan o retroceden los candidatos con la esperanza de tener al amigo del amigo del compadre que sea cercano a uno de ellos y nos den contratos o nos contraten para hacernos pendejos en la administración pública, y mientras tanto, no queremos aceptar que nos siguen robando a todos con el cuento de la democracia y de la libertad, cuando no tenemos ni una ni otra…

         Todo apunta a que el mismo gobierno, al igual que en su tiempo lo hicieran con Vicente Fox al que le permitían todo y lo apoyaban los banqueros más importantes del momento como Roberto Hernández y Harp Helú, al lado de los refresqueros y los norteamericanos, hicieron que fracasara la campaña de Francisco Labastida, para dar la impresión de que teníamos un cambio democrático, cuando en la realidad el mismo gobierno apuntaló a que ganara Fox, y se permitiera ese cambio que salió en reversa, y todos nos fuimos con la finta. En el siguiente sexenio apuntalaron a Felipe Calderón y lograron hacer las chapuzas para que por medio de la maestra Elba Esther Gordillo, se operara el gran fraude, y se diera la impresión que “Jelipe el borrachín” ,ganaba la elección, y cambió el sistema, alegando que ya no necesitábamos empleo sino policías y sicarios oficiales  e inicia la gran guerra contra el narcotráfico que no ha matado narcos ni encarcelado ni evitado el tráfico y producción de drogas sino que ha mostrado a todos que, el mismo gobierno, con sus sicarios oficiales, pueden eliminar a más de 300 mil mexicanos, desaparecer a más de 32 mil, desplazar a más de medio millón, mantener a miles de huérfanos y viudas y encarcelados, y que nada pasa en el país, porque la inmensa mayoría de los mexicanos estamos sumidos en el terror y en el horror, y temerosos y cobardes nada hacemos por evitar ese baño de sangre, como tampoco hacemos nada por evitar los robos y saqueos que nos hacen en nuestra deteriorada economía y bolsillos, para mantener a una banda de políticos ladrones y empresarios sin empresa que todo lo saquean, gracias a las concesiones que les damos o les dan los mismos políticos que son sus socios y cómplices en los robos nacionales y los asesinatos de mexicanos inocentes a los que llaman “victimas” colaterales, que estuvieron en el lugar y momento inadecuados… así nos mantienen en el terror y el horror, hablando de libertad y de democracia, cuando la libertad no existe y la democracia es un mito que controlan un grupito de hampones que mantienen las siglas de partidos en su favor, y lo peor es que los seguimos manteniendo con nuestros recursos…así, por medio de la inflación, del aumento de precios, de la especulación y los impuestos, las multas y demás, nos siguen robando e impidiendo tener una vida de mejor calidad, y que no nos vengan con votos para la democracia, sino con controles de gastos, precios y políticas de bienestar que es lo que necesitamos…acuérdense que todavía falta el “ROBAPROA” PARA PAGAR LO QUE SE ROBARON GOBERNADORES Y PRESIDENTES MUNICIPALES EN VARIOS ESTADOS Y QUE TENEMOS QUE PAGAR LOS MEXICANOS A LOS BANCOS…