“Chalancito,” la historia del hambre

Por: Sócrates A. Campos Lemus

sEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Que conste….los olvidados….!

Navidad, sin duda, es un nuevo renacer y esto es lo que les deseamos a todos nuestros seres queridos y amigos, es una buena intención del corazón y no las palabrerías del tiempo y de la época…

Lo grave  es que cuando dependemos de los alimentos, somos vulnerables a las presiones políticas, económicas y financieras del extranjero por parte de las grandes potencias.

Así hemos privilegiado rescatar a bancos y a banqueros, a ricos y especuladores pero no somos capaces de rescatar a los jóvenes ni a los campesinos que son los que garantizan la seguridad agroalimentaria, dejamos, al contrario, que por las concesiones mineras, forestales y petroleras les sean arrebatadas sus tierras y los obliguen migrar para buscar el sustento diario.  Los estudios de la geopolítica mundial indican que un país que depende de la importación de alimentos, no puede resistir ninguna agresión ni control de los países poderosos y que sus gobiernos por más apoyo que tengan al interior, son totalmente vulnerables, porque no cuentan con la formación y la conciencia política para resistir, a sus gentes las guían el hambre y lo que digan los hambreadores nacionales y extranjeros.

Hoy, tendríamos que estar muy preocupados todos los mexicanos porque de diciembre del 2012 a octubre del 2017, se han destinado a la compra de maíz, trigo, arroz y frijol más de VEINTE MIL MILLONES DE DÓLARES.

El grito de que “SIN MAÍZ NO HAY PAÍS” se viene convirtiendo en la realidad a la que nos han orillado los gobiernos entreguistas, y sobre todo, los gobiernos que han privilegiado la asistencia a los ricos sacrificando los programas de apoyo al campo y a la generación de empleos y seguridad y educación, hoy en día, México, ha importado maíz con un valor de 12 mil 128 millones de dólares y por tal motivo, los gringos, de los que dependemos en las compras, están convencidos de que estamos a su merced y si nos quitan los granos entramos en hambrunas y por tanto en violencia social que les daría el pretexto para invadir al país, con el cuento de su seguridad, para mantenernos con una pata en el pescuezo…por algo los viejos campesinos decían que: el maíz es tortilla, plato, cuchara, alimento y paz social, porque las lealtades y las insurrecciones empiezan en el estómago…

Está claro que a los tecnócratas aliados a los comerciantes hambreadores, empresarios y especuladores financieros, esto, les vale, porque ellos están enfocados a hacer de los recursos y fondos públicos los negocios privados y dejar al país las deudas para que, entre todos, paguemos, tal como sucedió en el rescate de bancos y de banqueros, y ahí, siguen los grandes especuladores financieros, ahora, haciendo política por medio de sus parientes. Cínicamente influyen en el poder político porque saben que el verdadero control se ejerce desde el poder económico, y los políticos ahora son sus empleados no importa de qué corriente o ideología, porque al final de cuentas, de cualquier corriente, ellos, operan a los políticos porque son los que les dan de tragar y los mantienen mamando de la chiche gubernamental…así veremos que en el escándalo del desvío de recursos financieros otorgados por la SHCP a los Estados para devolverlos a las campañas políticas, este manejo operativo es el que cuenta para ganar las elecciones ya que, desde Carlos Hank González, se dice que: “político pobre es pobre político”, y recordemos que los escándalos se inician cuando en la campaña de Vicente Fox se operan los recursos financieros por medio del grupo de LOS AMIGOS DE FOX y se destinan millones al candidato Francisco Labastida, sacados o saqueados desde PEMEX.

En los tiempos presidenciales de  Felipe Calderón, los recursos llegaron por medio de los grupos de la policía política, en forma de compras y recursos llegados del extranjero con la complicidad de los banqueros, y ahora, sabemos que así sigue el proceso y mientras esto sucede, el campo se muere y con él morimos y dependemos todos los mexicanos, pero a los tecnócratas les vale, ellos ya están enriquecidos y pueden irse del país cuando gusten y ojalá lo hicieran ya…PORQUE CUANDO UN PAÍS CRECE, ES CUANDO SUS POLÍTICOS NO ESTÁN O ANDAN DURMIENDO…

Hace apenas unos días apareció en los medios y redes sociales la fotografía de “CHALANCITO”, generada por una información de “Habitante: Facebook”, fotos e historia tomadas en Coatzacoalcos, en la calle Miguel Angel de Quevedo de la colonia Miramar, en unos cuartos de madera con  techos de lámina que es la historia de trabajo, pobreza y sufrimiento de un niño de pocos años, que no asiste a la escuela, y hoy, de pronto, como por arte de magia, la magia de la Comunicación Social, le llegan a “Chalancito” juguetes, y ojalá le llegara empleo a su padre y asistencia médica a su hermano enfermo.

Así, las buenas conciencias, llevan juguetes, olvidando que el hambre es cabrona y que es mejor un plato diario a un juguete de vez en cuando…

Así, David, “Chalancito”, deja los juguetes y corre a la tienda “La Bendición” que no ha destruido OXXO, y va a ayudar a Luis, porque sabe que al final de la jornada, cuando menos tiene una dotación de pan… mientras, en México, los políticos y empresarios, banqueros y especuladores siguen gozando de las mieles del poder y gozando el saqueo de los recursos naturales de todos y los fondos públicos de todos para hacer sus negocios privados.

Y así mientras vemos la historia de “Chalancito”, en el gobierno de Oaxaca, los diputados no encuentran la dirección de Gabino Cué para entregarle el citatorio para que aclare sus robos y saqueos, sus corruptelas…. pero a lo mejor no quieren encontrarlo, porque anda en su motocicleta sin placas y oculto en su casco y no se le quiere molestar en los días de fiesta… parece ser que ya le perdonaron las corruptelas, los robos y los saqueos, sin importar que miles de “Chalancitos” siguen en la miseria y el hambre…porque en México no se castiga el delito, se castiga el escándalo y la pobreza…