Salvar al mundo

Por: Rosa María Campos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La buena vida

Comenzando por uno mismo.

Si el hombre alcanza una conducta moral superior, su familia se organizará y se dirigirá con armonía. Si se logra esto en la familia, el país tendrá mejores gobernantes y el mundo gozará de paz y armonía. Confucio.

En tiempos de la dinastía de los Chu (1100-1021 a. de J. C.) nació Confucio o Kung-fu-tsé, a quién su amado pueblo lo convirtió en Santo Nacional. De él son los siguientes pensamientos.

Comienza por ti.

Para conseguir un mundo libre y pacífico empieza por trabajar en tu crecimiento personal aplicado en tu propia casa, oficina y vecindario.

Habla correctamente. Compórtate con honestidad e integridad.

Respeta a los demás. Realiza actos de bondad. Estudia la sabiduría.

Trabaja por una causa. Sé humilde. Haz un recuento diario de tus buenas y malas acciones. Sé auténtico.

Hablar correctamente: Chismear es una bomba. Destruye matrimonios, negocios, amistades. La gente de alto nivel habla sobre ideas; la gente promedio habla sobre cosas, la gente inferior habla sobre otra gente. Ve por el nivel alto. Una palabra amable en el momento correcto puede cambiar una vida e inspirar grandeza.

Actúa con honestidad e integridad: Puedes ganar dinero o éxito a corto plazo a través de la deshonestidad, pero te costará una pérdida de respeto, confianza, amor y relaciones cercanas.

Si siempre actúas con la verdad, evitarás hacer cosas que te daría vergüenza explicar.

Respeta a los demás: "No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti". Cada persona en el mundo fue creada a imagen de Dios. Si no respetas a los demás, no respetas a Dios, no te respetas a ti mismo.

Sal de tu rutina todos los días para ayudar a alguien. El sentido en la vida viene por tener una meta alta... y ayudar a otros es una meta muy noble.

Estudia la sabiduría; "Una persona sin educación no puede ser justa". Debes estudiar sabiduría para saber qué hacer y qué no hacer, qué decir y qué no decir. El estudio de la sabiduría te mantiene enfocado y te ayuda a crecer. Te pone en contacto con tus creencias y valores.

Trabaja por una causa: Trabaja para perfeccionar el mundo, tu comunidad, tu familia, pero en primer lugar a ti mismo.

Sé humilde: La sabiduría sólo entra en una persona humilde. Una persona arrogante esta muy llena de si misma como para que entre cualquier otra cosa.

Humildad no es "dejar que otra gente te pase por encima"; humildad es saber exactamente cuáles son tus talentos y capacidades, sabiendo que ellos son regalos de Dios.

Lleva una contabilidad diaria: Cada día pregúntate a ti mismo:

1) ¿Cuál es la razón de mi existencia?

2) ¿Cómo me acerqué a ser mejor persona en este día?

Ser auténtico es darse cuenta que nuestros actos tienen consecuencias. Finalmente hay recompensa por las buenas acciones y castigo por las transgresiones… si no es en este mundo, entonces será en el próximo.

Más en esta categoría: « Reciclar DINERO »