Mi alma gemela

Por: Rosa María Campos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La buena vida

¿Cómo  identificarla?

Los libros sagrados registran que  es condición  humana buscar  nuestra  alma gemela  o  nuestra parte perdida.  Espiritualmente nuestra  parte perdida es el nivel inconsciente de  nuestra propia alma

Pero la alma gemela no aparece por arte de magia,  a veces, al encontrarla,  la  rechazamos. La razón es  el  trabajo espiritual que junto a ella tendremos que realizar, mismo que no  traerá  placer instantáneo. 

Nuestra alma gemela llega para  que  crezcamos, cambiemos, alcancemos  junto con ella  nuestro mayor  potencial. Por cierto que ser soltero no es peligroso; lo peligroso es vivir  con alguien que no  ayude a nuestro   crecimiento.

El Zohar, libro sagrado de los cabalistas, explica la razón de la separación y  encuentro  de las almas gemelas, las que  al encontrarse y  fundirse  constituyen  el gran significado del matrimonio,  la unión marital. La historia de las almas gemelas, según el Zohar es la siguiente:

Los cónyuges,  almas fundidas en su masculino y femenino, residen en  estado de  pureza en el “Edén” o “La Casa del Tesoro de las Almas”, hasta que les llega el momento de su encarnación, aquí en la tierra. Entonces dejan el Paraíso para  descender  al mundo físico  e  iniciar un  peregrinaje, a veces muy largo, para  regresar a  la Fuente, de donde salieron y fueron separadas por un ángel, que también se encargó de alejarlas, hasta que adquirieran   la sabiduría y  experiencia  necesarias  para alcanzar el nivel de madurez individual que le permita  volver unirse y  realizar la encomienda del plan Divino.

“Cuando una sola alma unificada está lista para ingresar a  la dimensión material, se  divide en dos partes: una masculina y otra femenina, partes que no se volverán a unir  hasta  someterse  a una serie de pruebas  que eleven  su nivel espiritual.”

Sin embargo la unión de estas dos mitades es un destino inevitable, tanto así,  que  habrán de atraerse pese a que vivan   en lados opuestos del planeta, o tengan  estilos de vida y antecedentes diferentes.

 En ocasiones una vida no es suficiente para  que las almas gemelas   completen su  entrenamiento,  ni la misión  encomendada  a cada una de ellas.

Este es el motivo por el cuál no pueden acercarse. Necesitan  aprender lecciones importantes antes de unirse  como  pareja  confiable,  lista a  realizar conjuntamente  su encomienda espiritual.

En otras palabras debido al libre albedrío y a inevitables errores de las almas gemelas su acercamiento  se demora, mientras  el karma o  "Medida por Medida", como le llaman los cabalistas, se cumple.

 La búsqueda  de la alma gemela es una misión que todos los humanos  tenemos que cumplir, por ello  este proceso, forzosamente, tiene un término, que llega a su fin   cuando la pareja se encuentra  lista para unirse

 Por lo tanto encontrar el alma gemela y relacionarse con  ella no es fácil, pero hay indicativos para identificarla,  como  que la  pareja  posean  una raíz espiritual que los lleve conjuntamente a reflexionar en lo siguiente: ¿luchamos ambos de la misma manera para alcanzar los mismos ideales?

Las almas gemelas comparten una raíz espiritual común: pasado; objetivos comunes: futuro y siempre en el  presente recuerdan su origen común, mientras se encaminan hacia su meta común.

Claro que todas las interacciones que tienen su vida, las  ayudan a crecer, especialmente si están  en un camino espiritual y desean superarse espiritualmente.

Pero el nivel de corrección que brinda la oportunidad de estar con nuestra  alma gemela no tiene dimensión. Esta es la verdadera razón por la que deseamos encontrarla.

 Tan importante es que las almas gemelas se unan, que  incluso  es preferible  que  una   pareja se separe, si  no esta unida a su alma gemela. Si se rehúsa a ello  podría llegar a morir. Esa es una de las razones por la cual existen los divorcios, para permitir que las almas gemelas se reúnan.

Para los interesados en las secciones del Zohar para atraer a su alma gemela, consultar  el Vol. 3 porción Lej-Lejá de la Pág. 187-191 y del Vol. 11 porción Trumah Pág. 499-505.