La Era de Acuario traerá consigo…. uyyyy…uyuyyy..

Por: Rosa María Campos

taca.campos@gmail.

Hace 20 años en Tepoztlán, un hombre flaco de ojos profundos,  pelo largo, vestido con  túnica  vieja  y sandalias de cuero subió al quiosco del parque, para dar a conocer su versión de lo que acontecería en el mundo en la era de Acuario… que ya llegó.

El tema era interesante, pero el  hombre con su actitud salvacioncita, no me inspiró la menor confianza.

“Este cuentista es un  falso gurú. No tarda en  pasar la charola. Ya verán, ya verán”… comenté a mis acompañantes.

Una hora duró su disertación, terminó el personaje y no pasó la charola. Se despidió, bajó  con sorprendente agilidad las escalerillas del quiosco. Y una multitud  empezó a seguirle  haciéndole preguntas, que  no terminó de contestar porque llegó una gordita, con cara de buena persona,  manejando una camioneta  vieja. El hombre se acomodó  junto a ella y en cuestión de segundos desaparecieron.

Mientras tanto, sentada en la famosa nevería del lugar esperaba el regreso de los amigos,   para oír sus comentarios.

Recuerdo la escenita y  hoy muero de vergüenza, pues a decir verdad, lo que el monje o gurú  predijo sobre la Era de Acuario ha cobrado gran importancia,

El excéntrico personaje advirtió que la Era de Acuario,  traería consigo intensos baños de sangre para abrir paso a una forma de ser y de pensar diferente que rompería con  los paradigmas de una civilización belicosa, institucionalizada y racionalista, regida por las estructuras decadentes de la Era Pisciana.

“Con la Era de Acuario se iniciará el amanecer de la armonía y el entendimiento entre los hombres. La Energía Divina  empezará  a manifestarse  en la conciencia expandida de la nueva humanidad”

También comentó  que  aparecerían “niños avatares de la nueva humanidad”,   predestinados para ayudar a sobrevivir a los humanos ante los desastres ocasionada por la contaminación.

Profetizó además que multitud de personas se someterían a una purificación mental ante las condiciones caóticas del mundo,  para sacar provecho de las circunstancias adversas  en beneficio de su crecimiento personal.

El hombre de Tepoz, daba por hecho, que la religión  organizada, como la conocemos,  estaría suplantada por una síntesis de principios espirituales que conducirán a lograr  unidad  entre política y la religiosidad.

Pero que si esto no llega a suceder, advirtió con gran seriedad se desencadenará el   infierno en la tierra, comandado por una fuerza despótica  bestial que nos obligara a   librar una batalla entre el bien y el mal, hasta  provocarse una  aterrante purificación  global. ¿Usted qué opina?