El Líder

¿Cúal candidato es guerrero y sanador?

Por: Rosa María Campos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La buena vida

Terminaron  las campañas electorales. Ufff…ya estábamos hartos de soportar más de lo mismo. ¿ Qué tal si ahora nos tomarnos  algunos  minutos para leer a  Lao Tze,  héroe cultural del pueblo  chino, quién nos  legó interesantes comentarios sobre el proceder  de un buen  líder.

Según Lao Tse:

Un buen líder  sabe cuándo  escuchar, cuándo actuar,  cuándo apartarse. Es claro,  coherente;  hace un trabajo  delicado y no agrede  la sensibilidad de nadie. Actua con eficacia.

Esta siempre alerta para saber  que ocurre y no actuar precipitadamente.  Es imparcial para  reaccionar de una manera equilibrada y centrada.

Respetará a toda persona. No desechará  ningún encuentro por insignificante que sea. No se pondrá  ansioso o temeroso ante los que lo  abrumen o intimiden.

Si lo atacan o critican, reaccionará de manera que arroje luz sobre el caso.  Estará conciente de  que un encuentro es una danza y no una amenaza a su ego o  existencia.

Críticas y alabanzas                                   

No  medirá su  éxito en términos de críticas y alabanzas, de hacerlo  su ansiedad  no tendría  fin.

Si  le  aplauden  no se sentirá  triunfador, ni se deprimirá cuando lo abuchen. No será   dependiente de los elogios y no se sentirá herido si lo llegan a criticar.

El líder no sustituye  el sensacionalismo por el aprendizaje. Se concede tiempo para reflexionar en silencio.Vuelve a su interior, digiere lo que ha sucedido. Permite a sus sentidos que  descansen y se aquieten. 

Guerrero  y Sanador

El líder tiene que desprenderse de su superficial parloteo mental y obsesiones; enseñar  a su gente a meditar y reflexionar para que vean  con claridad  lo esencial  en sí mismos y en los demás.

Un buen líder  es guerrero y sanador. Como guerrero actúa con poder y decisión. Sin embargo, la mayor parte del tiempo es sanador manteniéndose  abierto, receptivo y nutriente. Esta mezcla de hacer y ser, de guerrero y sanador,  es muy potente.    

¿Qué tal si les preguntamos que opinan de Lao Tse  a los candidatos?

Resultaría una encuesta interesante.