Motivar o enseñar

Por: Rosa Chávez Cárdenas

 

La motivación es una fuerza del organismo que lo impulsa a actuar y a perseguir determinados objetivos, es un proceso que provoca un comportamiento determinado o modifica uno que ya existe.

El término “motivación” tiene varios significados. Comúnmente se conoce como estar animado. En los últimos años el concepto “motivación” ha adquirido mucha importancia, pues se utiliza en todas las áreas en las que se desarrolla el individuo; la energía, el impulso, existe desde los inicios de la humanidad.

En cuanto a la educación escolar, para un mejor aprendizaje es necesario estar motivado. El maestro tiene que sacar del alumno esa chispa de curiosidad y motivación. El docente debe tener un método de motivación, recurrir a varias herramientas como el arte, la creatividad, la musicoterapia.

La mayoría de los alumnos asisten a la escuela desmotivados, incluso muchos maestros, esos, los que no tienen vocación, están agotados, no pueden controlar a los alumnos de la era tecnológica.

Son tantas las exigencias y las expectativas en la educación que pronto cansan a los niños. En secundaria van arrastrando la cobija, condicionados al castigo, a la disciplina severa, la obediencia, el silencio, que el deseo de aprender pronto se va apagando.

Los niños hoy en día están hiper estimulados por la tecnología, la Tablet, el WhatsApp, las redes sociales, los juegos de video, de manera que sus cerebros están muy revolucionados. Los maestros se quejan de la falta de atención, están en todo y en nada, pero, qué paradoja, en algunas escuelas de prestigio las asignaturas son a través de un Ipad, un experimento que hasta dentro de unos años, cuando se involucren en la vida laboral vamos a ver los resultados.

Para estar motivados es conveniente establecer metas, iniciar con tareas simples y luego progresar hacia metas de mayor alcance. Las metas tienen que ser realistas y alcanzables, de otra manera se sentirán frustrados y pronto van a rendirse. Por ejemplo, adquirir disciplina de ejercicio para bajar de peso, ahorrar para la compra de una casa, un carro, un viaje.

La motivación humana se reduce a la actividad voluntaria. Para la psicología científica existen las tendencias, las recompensas, los impulsos y los instintos que dan fuerza al comportamiento motivado, un conjunto de vivencias que dirigen el comportamiento hacia determinadas metas, de tal manera que existe un gran número de variables que intervienen en el comportamiento motivado: las cognoscitivas y las afectivas.

Las afectivas intervienen en todos los comportamientos mentales. Una variable motivacional debe ser perceptible para distinguir su presencia o ausencia, ser clara, confiable y manifestarse de la misma forma en una persona o en el grupo. Es un hecho nuestro país está desmotivado, la corrupción, la violencia y la impunidad nos dejan en estado de indefensión.

Si nuestro entorno nos parece frío, vamos prendiendo el fuego, tenemos todo para disfrutar de un gran guisado, los ingredientes dependen de cada uno de nosotros.

www.rosachavez.com.mx

Facebook: Tratamiento Integral del Dolor y Dra. Rosa Chávez