La educación, el cambio que no avanza

Por: Rosa Chávez Cárdenas

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Dentro de las prioridades del Presidente electo López Obrador, es cancelar la reforma educativa.

Ricardo Monreal, Coordinador de la bancada de Morena en el Senado aseguró que parte de los compromisos que hicieron durante la campaña electoral, es echar fuera la reforma educativa. No importa tirar por la borda 50 mil millones de pesos gastados en los 7 programas llevados a cabo desde el 2013, lo que importa es quedar bien con el magisterio.

Afirman que la reforma estuvo hecha para ir contra los maestros, el tema que más critican es la evaluación.

El que nada debe, nada teme, si los maestros están preparados no tienen por qué temer a la evaluación. Si los estudiantes se someten por lo menos cada mes a evaluaciones es justo que a los maestros también los evalúen.

Anteriormente permitían estar frente a grupo a personas sin preparación, solo con saber leer y escribir era suficiente. Muchos pseudo maestros en Oaxaca solo por andar en marchas les dieron un cargo como profesores.

El problema de la educación en nuestro país es que el Sistema ya se agotó, fue diseñado para el siglo 18 y 19, durante la cultura intelectual de la ilustración, en tiempos de la revolución industrial.

Anteriormente no había un Sistema Educativo Público. Los que tenían recursos económicos pagaban la educación con los Jesuitas.

La educación pública, gratuita y obligatoria es una idea revolucionaria. Los ricos pusieron resistencia a que los niños pobres se beneficiaran del Sistema, los creían incapaces de aprender.

Posteriormente adoptaron el modelo intelectual de la mente: la capacidad académica, esta idea está enraizada en el ADN de la educación pública.

La educación se basa en dos pilares: el económico y el intelectual. El modelo económico ha beneficiado a la educación privada y a todos los proveedores de la educación pública. El modelo educativo se ha quedado rezagado en cuanto a la evolución tecnológica y no han tomado en cuenta los cerebros acelerados de los niños, pero, en lugar de modificar el Sistema, culpan a los niños y son diagnosticados con déficit de atención e hiperactividad. El tema se volvió negocio, muchos niños son medicados como si tuvieran una patología. Otro error, la generación de los 60-70s, fuimos operados de las amígdalas. Creían que de esa manera evitaban las infecciones de la garganta y sufrimos las consecuencias. La cirugía de las amígdalas está asociada a problemas cardiacos.

Los estudiantes están viviendo el periodo con más estímulos de la historia de la humanidad y el sistema educativo no se ha adaptado a estos niños tan revolucionados. Los que nacieron en la era de las computadoras, el internet, los juegos de video, y cientos de canales de televisión, quieren estímulos similares en la escuela para no aburrirse.

Las artes son las victimas del modelo “intelectual”. El sistema educativo no le da la importancia que deberían. La labor creativa requiere de todos los sentidos y es una manera de encontrar diferentes respuestas a cualquier área.

Las escuelas privilegian el modelo de obediencia y atención como en el siglo pasado, de manera que a los niños inquietos los medican para anestesiarlos.

Otro tema es la “estandarización”; el objetivo es que todos tengan las mismas capacidades sin tomar en cuenta las inteligencias múltiples, no importa que tengan diferencias en sus capacidades. 

El sistema escolar debería darle importancia al Pensamiento Divergente, esa capacidad de ver varias respuestas y soluciones diferentes de interpretar un problema, no pensar de manera lineal, así como lo llama de Bono, en el concepto de la creatividad, el pensamiento lateral, trabajar en equipo como la técnica de los seis sombreros para pensar; los niños se la pasan escuchando que solo hay una respuesta correcta.

La colaboración aumenta el crecimiento, los hábitats y los hábitos. Ojalá que adapten la educación pensando en los estudiantes y no en políticas públicas. Lo único que hacen es despilfarrar cada sexenio el dinero de los impuestos.

www.rosachavez.com.mx

Facebook: tratamiento integral del Dolor y Dra. Rosa Chávez