Sueltan falsos rumores en Tamaulipas para afectar el proceso electoral

Por: René Martínez Dávila

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Marcapasos

VICTORIA, TAMPS.- Peligrosos rumores se esparcen en El Mante y las autoridades federales están más que obligadas a ubicar con certeza y proceder con firmeza en contra de aquellos miembros de los partidos políticos que hace eso en esta lacerada región para acrecentar la alarma y el temor, que se extiende ya con una velocidad creciente y que cobarde y estúpidamente pretenden desestabilizar el proceso electoral en marcha.

Perversamente riegan la falsa versión de abusos al Ejercito y de la Marina acusando canallescamente a las tropas de dos ejecuciones de alto impacto, ligados a la delincuencia organizada, perpetrada hace una pocas horas, atribuyéndolas a las  fuerzas de contención que han desplegado en favor de la seguridad nacional, dejando sibilinamente que la sospecha de la población  recaiga sobre las fuerzas armadas haciéndolas responsables de un inminente toque de queda en El Mante y sus alrededores.

En medio del temor que puede generar el caos, es muy importante que se implanten mecanismos de certeza y seguridad para la población, principalmente para los productores del campo, los medios de comunicación, los organismos de defensa de la sociedad y las familias, el comercio y la vida activa y económica en general, sin que se quede nadie fuera de esta lucha en la deben involucrarse las fuerzas estatales y municipales, participando todos para que estas cosas no vuelvan a  ocurrir.

En otro orden de ideas, como se observa que el proceso electoral está tomando forma y empiezan a percibir hechos que poco a poco van abriendo cauces y plazas políticamente estratégicas para los diferentes partidos políticos  y las ciudades de Tampico, Altamira y Ciudad Madero, conforman una zona señalada como una de las más destacadas y eso hace que ya empiecen a conocerse los perfiles de quienes aspiran a las candidaturas para los diversos cargos públicos que se elegirán.

Asimismo, los perfiles de los candidatos, las mega alianzas, las aliancitas y los independientes, se irán conociendo, también en breve tiempo y en ese caso, las definiciones se darán, pero eso sí, todos deberán medirle muy bien, “el agua a los camotes”, porque el tiempo se va volando.

Las sorpresas estarán a la orden del día pues llegarán los tiempos en que los errores (que los habrá, y muchos), matarán anhelos  y sueños sublimes.

A propósito, negarlo se me hizo fácil, (como dice la canción), pero eso se lo dejo de tarea, amable lector, ahora en el tricolor de Tamaulipas,el  ínclito líder, Sergio Guajardo Maldonado, puso en práctica una medida que se antoja “muy revolucionaria”; ordenó el señor que todo el personal que labora en ese instituto político, cheque  tarjeta de entrada y salida  y se ejerza un riguroso control de asistencia, con las  excepciones que siempre tiene cualquier empresa privada. Claro que esto es  solamente obligatorio para los  jodidos, porque los  jefes, coordinadores, subsecretarios y secretarios, están exentos.

Olvidaba decirles que además el “institucional don Checo”, tiene adjunta a la presidencia una oficina “muy especial” con unos 50 “colaboradores” que están encargados de “no hacer nada”, a la que “los jodidos” llaman alegremente, “la oficina de los “güevones”.

Esto es, dicen “los jodidos”, para corresponderle al líder todas las prestaciones, como compensaciones, viáticos, horas extras, servicio médico, fondo de ahorro y algunas etcéteras más, y que de todos modos estarán con él, hasta el último día que esté en el  tricolor.

Mientras tanto, por nuestra parte, siguiendo nuestra costumbre, seguiremos caminando por esos senderos de la siempre bella tierra de Tamaulipas y si la suerte se nos da, por ahí nos encontraremos.