“Dura Lex, Sed Lex”, en Tamaulipas

Por: René Martínez

 

  1. VICTORIA, Tam.- Hace unos dos mil quinientos años nació en Constantinopla en humildísima casa de campesinos un niño, que al poco tiempo fue adoptado por Justino, un militar que representaba al Imperio en esas tierras que pertenecían a Roma y, al no tener hijos propios  lo tomó bajo su protección  y al convertirse en emperador, le heredó el más grande imperio del mundo, llamándole Justiniano.

Este al convertirse en emperador de emperadores, dentro de las más grandes aportaciones a la historia de la humanidad, unificó y ordenó las leyes de todos los imperios bajo su autoridad , lo que fortaleció y engrandeció a Roma, lo que creó el nacimiento del  Derecho Romano, fundamento principal, desde entonces, de todas la disciplinas jurídicas del mundo.

JUSTINIANO“EL GRANDE”, que así  llamaron desde entonces los romanos, dejó esa herencia a la humanidad para engrandecerla y cuyo significado universal .es para darle en su observancia  la certeza de que “La Ley es dura, pero es la Ley”.

Pero, muy a la mexicana creemos -como piensan y sienten muchos- que “el que la hace, la paga” y que las mentiras y las verdades, son como dice una canción, muy mexicana también, son como las cuentas de un collar que al salir la primera, salen todas las demás.

Ya que estamos en estos senderos, aprovecho la oportunidad de comentarles a los jóvenes compañeros periodistas que “esto no se acaba, hasta que se acaba”, como decía don Carlos Landeros, “Don Canuto”, empresario dueño de la Carpa Landeros, la publicitaba hace como uno 60 años, allá  en El Mante, mi querida tierra para dar  a conocer la programación de las “tandas” del Teatro Portátil “Gloria” de la Carpa  Landeros.

Tres pesos cobraba por el programa completo de tres tandas y con un embudo gritaba los nombres de los artistas que encabezaba la estrella Gloria Landeros, su hija; “tres tandas por un solo boleto…esta tanda, lotra y lotra, pásenle que ya vamos a empezar’.

El recuerdo de esos anuncios de don Carlos Landeros, vienen porque en el asunto de “EL GEÑO”. En breve, van a salir a la luz hechos que involucran a los ex gobernadores, Egidio Torre Cantu y Manuel Cavazos Lerma; a los tres ex Procuradores, agentes del Ministerio Público, Notarios Públicos, Jueces, Magistrados, ex diputados, directores y funcionarios de los tres niveles de gobierno que presuntamente están involucrados en otros ilícitos cometidos  al parecer en El Paso Texas.

Existen denuncias y supuestamente, hay otras FICHAS ROJAS para su encarcelamiento de los que se mencionan en las que se solicita su extradición, un fuerte dispositivo  de abogados, viene a enterarse de aproximadamente de 50 casos, cuando menos de encubrimiento, falsificación, abusos de autoridad, despojos y los que resulten.

De igual manera se incluyen bancos  y banqueros, hechos que se cometieron durante esas administraciones locales.

Es un caso mayúsculo que se estima, inicialmente en más de 300 mil dólares.

fechas, hechos, personajes que no están ligados al caso de “el Geño”, pero que pudieran precipitar su extradición en cualquier momento.

Ya habíamos comentado, que a partir de su aprehensión se podrían desencadenar acciones más amplias de la justicia tamaulipeca, como es el hecho que apuntamos líineas arriba.

Y ya surgió otro más, pero ahora en Altamira. Esta nueva acción ha provocado resoluciones judiciales, que reinician juicios, supuestamente concluidos en los que se violentó la justicia con ilícitos de despojo, robo, prevaricaciones, responsabilidad oficial, abuso de autoridad y un sinfín de delitos cometidos por la gavilla de delincuentes que atracaron a diestra y siniestra. No son pocos los presuntos culpables de delitos que                                                                                serán  vinculados a varios procesos penales.

La lluvia solicitudes de Amparo, serán copiosas antes de que se termine este año. Esto acabará con proyectos políticos. No solo cambiará los esfuerzos para alcanzar candidaturas de diversos colores, el futuro se obscurece para muchos.

En lo inminente de da por hecho “el vómito negro”, el Amparo, la fuga y finalmente, la prisión con duras sentencias. “dura lex, sed lex”.