Irremediable: ”El Geño” será extraditado a EU

Los pseudo amigos del ex gobernador de Tamaulipas, “lo dejaron morir solo”

 Por: René MARTINEZ DAVILA.

Donde hasta hace un año fue el número uno, rodeado de parientes. “amigos”, cómplices e íntimos socios, comenzó el descenso de Eugenio Javier Hernández Flores, hacia las profundidades donde también están, desde hace  tiempo, otros que como él, transgredieron la Ley y a donde son esperados los copartícipes de la rapiña y el saqueo de las arcas tamaulipecas, sin paralelo en la historia.

“El caso Geño” ha provocado la llegada de muchos “expertos” de la justicia, para “salvar” de los ilícitos cometidos por el ahora huésped distinguido de la Cárcel de Tamatán, coadyuvantes, auxiliares, amanuenses y no pocos antiguos socios que financian  intensa campaña de desprestigio contra las autoridades que están conociendo este vergonzoso caso.

No faltan además de los ya referidos, algunas  “damas de compañía” que están atiborrando los  hoteles de primera clase y también, los bien conocidos como “hoteles de paso”, eso sí, con  tarifas de “exclusivos”, que habrán de pagar, como se dice coloquialmente, “en efe y por Adela”, como lo aseguran algunos de sus regenteadores,  porque esto se acaba, cuando se lo lleven a los Estados Unidos.

Casi generalizada es la campaña mediática que se ha sumado a  la “defensa del inculpado”, que dicen algunos de sus protagonistas, que es “una blanca paloma” y otros más, “que no quiebra un plato” y que su mandato fue “miel sobre ojuelas” y que el trato recibido fue  una canallada, en el marco de una venganza vil.

Todos los protagonistas de este escandalosos asunto, sabían en lo que se estaban metiendo y en el presente, con la campaña de desprestigio enderezada contra las autoridades , la voraz  participación y la pretendida compra de impunidad se perfila, cuando menos en lo mediático, las tésis  argumentadas que, a  leguas se esgrimen sin ningún rubor y no se desconoce su origen, el quien, el cómo y el por qué, habida cuenta de que esto se ha manejado tantas veces, que el nombre y apellidos  ya son innecesarios.

El cuánto vaya a costar la campaña se desconoce, sólo puede hacerse, una vez que se inicie  el juicio o juicios que  le enderecen los tribunales estadounidenses  en el entendido, que será solo una mera  especulación.

Todos, absolutamente todos los protagonistas, sabían ayer, cuando se cometieron los delitos y en este dia también se sabe, que “El Geño” no regresará  jamás a México y contra lo que muchos suponen que muy pronto volverá, deberán estar muy atentos a lo que está previsto en los Tratados internacionales,  la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sobre estos asuntos y la jerarquía de lo que dicen la Constitución General de la República  y las Leyes de los Estados.

En cuanto a la FICHA ROJA en Interpol fue promovida por las autoridades jurisdiccionales de Corpus Christi, Texas, mucho antes que la tamaulipeca y, cualquiera que sea el estado que guarda el asunto, la PGR  recibió la información sobre la detención  de “El Geño”,  que le pasó la Procuraduría de Tamaulipas, la que a su vez le pidió informara sobre si “El Geño” tenía “Ficha Roja” de Interpol o no, y  la respuesta fue afirmativa.

De lo que resulta que no hay conflicto jurisdiccional y es claro que se reúnen los elementos suficientes para  que . el procesado sea entregado a la justicia  norteamericana la que habrá de proceder a enjuiciarlo y sentenciarlo y de darse el caso, al cumplir la condena que le sea impuesta por la Corte de CORPHUS CRISTY, será entregado a la justicia tamaulipeca, para que enfrente el juicio por lavado de dinero y la apropiación delictuosa de los terrenos del Puerto de Altamira y cumplir la sentencia que le sea impuesta.

En conclusión; “el Geño” no puede ser liberado, sin antes cumplir con el castigo que se le haya impuesto y después enfrentar a la justicia de Tamaulipas y como se señala, esto no ocurrirá antes de unos 6o años que le esperan, más los que se le acumulen como consecuencia de las decenas de denuncias que pesan por su ilícita conducta.

Los argumentos señalados de la venganza política, de un amañado proceso, de compra de testigos falsos y juzgadores venales, caen por su propio peso. “El Geño”, será extraditado irremediablemente.