Mis estimad@s amig@s:

Por: Octavio Raziel

La vida como es…

Preámbulo, de gran utilidad gramatical es la @.

Sobre Jerusalén (al-Quds para los árabes) debo confesar que mi familia me acusa de pitoniso (aunque la RAE no acepte el masculino) pues le pego a todas. No, no es así, solamente soy acucioso observador.

Les anuncié el fraude del Sorteo para la Catedral de Toluca y de la “pirámide” en la que cayeron hasta los altos directivos de Teidiotiza.

Hace algunos años (1986) me negué a entrarle a la BMV, después de pensar o analizar lo qué se venía.

Me fui a gastar un poquitín de rublos a la ex URSS y en ese lugar me enteré que a los mexicanos los habían “bolseado”.

Más adelante (2006/07) comenté a la familia que se venía un crash financiero y que los grandes bancos internacionales estaban transfiriendo millonadas de dólares a Israel; ¿y que creen? se vino la crisis del 2008.

Años más adelante publiqué algunos artículos sobre el oro que estaba acumulando Israel (¿Se acuerdan del montón de tienditas que compran oro?) entre ellos los 800 kilos que se dice desapareció el gordito Carstens de las reservas nacionales.

Luego, en su campaña, Trump, anunció que de llegar a la presidencia de EUA devolvería a los judíos su capital, Jerusalén, y en ese momento dije: es su boleto para la Casa Blanca (de EU, no la de Peñamiento) ¿Qué sigue?.....además de la embajada estadunidense en al-Quds se construirá ahí el nuevo edificio de la ONU; sí, esa, a la que le han quitado el presupuesto para la UNESCO, la UNICEF y varios otros programas; organización que detesta Trump por considerarla onerosa; además, desde Israel se controlaría mejor (ya lo hace ahora) a las naciones que quieran entrarle al juego internacional.

¿Y después…? el próximo 02 de enero se los platico.

Más en esta categoría: « Simbad Feliz Año 2018 »