Violencia en Tamaulipas

-“Levantan” y asesinan a maestro en Reynosa

-Matan a balazos a 9 en ciudad Victoria

-Masacrado exalcalde de Nuevo Laredo

 

Por Mario Díaz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

                                                                                  PALACIO desde Matamoros, Tam.

SIN fin aparente, la violencia continúa con más ferocidad en distintos municipios de Tamaulipas, aumentando en ciudades norteñas y en la propia capital del Estado.

En esta semana se cometieron bestiales crímenes en Reynosa, ciudad Victoria y Nuevo Laredo que se difundieron ampliamente en las redes sociales, ya que en los medios tradicionales, periódicos, revistas, radio y televisión locales, por temor ya no se informa de esto, y si se hace, es en forma escueta, pues los periodistas están amenazados de muerte si lo divulgan.

En Reynosa un profesor fue agredido a golpes y otro más secuestrado y asesinado de tres balazos, lo que fue la gota que derramó el vaso y provocó protesta pública de maestros. En ambos casos los responsables son identificados como personas ligadas al crimen organizado que se molestaron por sendas reprimendas de los mentores a sus respectivos hijos.

Vistiendo camisas y blusas blancas con un moño negro en el hombro, los profesores encararon al secretario de Gobierno Estatal CÉSAR AUGUSTO VERÁSTEGUI OSTOS y al secretario de Educación en Tamaulipas HÉCTOR ESCOBAR SALAZAR cuando salían de una reunión de trabajo, del edificio de la presidencia municipal,  exigiendoles protección y justicia.

Los maestros a gritos les reclamaron a los enviados del gobierno estatal la violencia e inseguridad que enfrentan en los propios centros educativos y, al mismo tiempo, se desligaron del supuesto apoyo que les brindaba la Sección XXX del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los altos funcionarios cabecistas medio escucharon a los indignados y preocupados profesores reynosenses y sin darles ninguna respuesta, apoyados por sus escoltas, apresuradamente abordaron su camioneta blindada y huyeron.

Es evidente que las autoridades del gobierno del Estado pueden tener poderosas razones que les impiden dar solución a los casos del maestro de primaria golpeado por un energúmeno en las instalaciones de la propia escuela y el profesor “levantado” en su plantel y que luego apareció muerto de tres balazos en un camino rural.

En ciudad Victoria, la capital tamaulipeca, la violencia no tan solo no cesa en la sede de los poderes estatales, sino que, por el contrario, crece. Seis presuntos trabajadores de la construcción fueron asesinados en el ejido El Olivo, muy cerca de las instalaciones de la Procuraduría de Justicia del Estado, y otros tres individuos aparecieron sin vida en una brecha cercana.

El puerto fronterizo de Nuevo Laredo sigue siendo escenario de hechos violentos que trastocan la tranquilidad en ese municipio ubicado en la esquina noroeste tamaulipeca. Un próspero empresario constructor, exadministrador de aduanas y exalcalde presidente municipal  fue asesinado a puñaladas en el interior de su propio domicilio, el pasado martes.

Coincidencia o no, lo cierto es que la muerte violenta del veracruzano radicado desde hace muchos años en Nuevo Laredo, ARTURO CORTÉS VILLADA, sucedió a pocas horas de que ese ciudad fronteriza registrara una serie de enfrentamientos entre civiles armados y fuerzas federales. La actividad incluyó la colocación de artefactos conocidos como “ponchallantas” en algunas calles y avenidas, averiando neumáticos de automovilistas que se vieron copados en los alrededores de la zona de combate.

Para mala fortuna de Tamaulipas y los tamaulipecos, “los vientos del cambio” que trajeron la primera alternancia política no han logrado recuperar la tranquilidad que merece la gente de buen vivir.

Ni hablar.

DESDE EL BALCON:

Tras presidir la primera reunión del Consejo Directivo de la Junta de Aguas y Drenaje de la ciudad de Matamoros en donde tomó protesta a los nuevos Consejeros municipales, el alcalde MARIO LÓPEZ HERNÁNDEZ anunció que “por el momento” continuaría GUILLERMO LASH DE LA FUENTE en la gerencia de la paramunicipal. No obstante, a propios y extraños no pasó desapercibido el saludo frío que el primer edil brindó al titular de la JAyD al llegar a la Planta Uno.

Todo hace indicar que LÓPEZ HERNANDEZ ratifica momentáneamente a LASH DE LA FUENTE hasta en tanto explique el porqué de la deuda de 600 millones de pesos que arrastra ese organismo operador del agua potable y alcantarillado.

Y hasta la próxima.