A Graco le valen madre Morelos y su Pueblo

Por Juan Piña Nava

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.                                                                                                                                                                                                                   

Visión Política                  

CUERNAVACA, MOR.- Mientras el Estado de Morelos, se destaca en los medios nacionales e internacionales por la tremenda violencia que lo ha convertido en territorio de alto riesgo por los bestiales asesinatos, secuestros, cobros de piso, extorsiones a Alcaldes y a funcionarios de varios municipios y a ciudadanos vulnerables, el gobernador Graco Ramírez no muestra la mínima intención de cumplir con su principal promesa campañera que fue combatir la inseguridad.

Tal parece que al desgobernador le vale madre que la economía esté desplomada pues aparte de que ya han cerrado muchas empresas y estén cerrando más negocios, que el turismo también se haya caído por la mala fama que ya tiene nuestro Estado, además muchos inversionistas dicen que ni locos arriesgarían sus vidas y su dinero en un Estado donde “la maña manda” y prefieren abrir empresas en otros lugares donde tienen seguridad, creando fuentes de empleo e impulsando su economía.

Graco tiene que entender que su gobierno ha fallado y que la mayoría de la gente, no votó por él, sino por la coalición PT-PRD que encabezaba, Andrés Manuel López Obrador, quien logró posicionarlo. Además, mucho le ayudó la imposición que el PRI hizo de Amado Orihuela y el PAN con Adrián Rivera Pérez, ambos nefastos. Al no haber un candidato a la gubernatura que cubriera el perfil a gusto de los morelenses, eso los hizo votar ¡por el menos peor y ese fue Graco!

Y lo que son las cosas….“ese menos peor”, resultó ser el peor gobernador que ha tenido Morelos, en toda su historia.

Graco tiene al pueblo bien jodido, desamparado, en la miseria, olvidado, viviendo en la incertidumbre. A él –repito- le valen madre los morelenses y el Estado mismo,  y por eso actúa como ciego, sordo y haciéndole al omiso. 

El está paseando con su familia en Japón,  quitado de la pena, cuando debe estar en Morelos aclarando las denuncias que hay en su contra por su mal gobierno que le han hecho organizaciones sindicales, civiles, de estudiantes, y también multitud de ONGs y personajes de reconocida honorabilidad y respeto como el Obispo Ramón Castro Castro; el Rector de la Universidad estatal (UAEM) Alejandro Vera Jiménez, y la mayoría de los ciudadanos morelenses que lo repudian.

Ah, también ya está enfrentado por lo del socavón del Paso Exprés de la Muerte, con el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza  donde se han perdido lamentablemente por accidentes, más de 100 vidas desde el inicio de esta fatídica obra, sin que hasta ahora, haya responsabilidad de algún o algunos funcionarios en los tres órdenes de gobierno. Solo se ventilan su cínico intercambio de culpas burlando la justicia para quedar impunes, sin recibir castigo y también para no cumplir con la reparación de los daños que debe hacerse a los familiares de las víctimas  tal como lo mandata la Ley.

El desgobernador Graco Ramírez insiste en que la responsabilidad de ésta tragedia es del gobierno federal, porque el cumplió en tiempo y forma, advirtiéndole a la SCT, de las irregularidades de la obra y que si su advertencia no fue atendida, pues es obvio que la responsabilidad de lo ocurrido es del Gobierno Federal y no del Gobierno Estatal.   

Graco Ramírez, también aludió a la empresa española Aldesa que realizó los trabajos del fatídico Paso Exprés involucrándola en la responsabilidad de los trágicos hechos.

Los muros que dividen la carretera, solo sirven para que los que transitamos en ella, tengamos todo tipo de riesgos.

El presupuesto inicial de este Paso Exprés de la Muerte, fue $857 mil 952 millones pero por la escandalosa corrupción, subió a $ 2 mil 213  millones.

El titular de la SCT, Ruiz Esparza desmiente a Graco sobre “su advertencia” de fallas en la obra y también lo acusó de que él ordenó a Protección Civil del Estado que no permitieran al personal de la SCT que atendió al llamado de auxilio en tiempo y forma para rescatar el auto que había caído en el socavón, pues según él, podría haber más víctimas en precipitadas maniobras de rescate. 

Contra Graco también hay demanda de Juicio Político promovida por algunos diputados locales por su pésima administración del gobierno morelense y por la tragedia del socavón, pero parece que a él, también esto no le preocupa, porque tiene controlada la mayoría en el Congreso del Estado.

En fin, Graco según la inmensa mayoría del pueblo de Morelos, es el peor gobernador que ha tenido el Estado en toda su historia.