Mexicanos Primero vende educación

Por: José García Sánchez

jEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Postigo

Ante la posibilidad de que el camino hacia la privatización de la educación retroceda, la agrupación conservadora Mexicanos Primero intenta darle vigencia una reforma educativa que nació muerta. La resurrección es parte esencial de la educación confesional que Mexicanos Primero entiende como valores humanos esenciales.

La educación privada llegó al extremo de ponerse al servicio de las empresas, con el objetivo de garantizar empleo a sus egresados. La estrategia no tenía fines sociales sino de mercadotecnia.

Así las empresas solicitaban Carreras a su medida, al mismo tiempo que abrían vacantes a los egresados de las universidades privadas con las que tenían convenio. Esto no sólo lo avalaban los organismos aglutinadores de escuelas privadas como la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, sino que lo recomendaban a sus afiliados, sacrificando vocación y educación por un empleo.

Ante tal demanda de plazas dentro de las empresas que se prestaron a este juego, los salarios de los ejecutivos se reducían considerablemente, porque tras de los puestos vigentes había una larga fila de egresados que querían trabajar, cada vez por menos ingresos.

Escuelas privadas y empresas hacían negocio explotando a los alumnos y a quienes les pagaban sus carreras.

Esas son las reformas educativas que entienden entidades como Mexicanos Primero que sacrifican en nombre de la producción la realización de los jóvenes mexicanos a quienes consideran máquinas de trabajo y no seres humanos.

Las evaluaciones para esta agrupación que pugna por la privatización de la educación, tiene fines meramente prácticos, la enseñanza tiene muchas expresiones que son la base de una nación fuerte. Todas alejadas de los preceptos de Mexicanos Primero, quienes con la cancelación de la reforma educativa ven que el negocio se les va de las manos.

Condicionar la vocación de los jóvenes que pelean entre ellos por un puesto no sólo acrecienta un individualismo que caracteriza el capitalismo salvaje sino que evita la solidaridad entre similares.

El presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, David Calderón, pidió al Instituto Nacional de Evaluación Educativa y a la SEP mantener la evaluación docente que se realizará en noviembre. Es decir que los reglamentos de la reforma educativa, de depuración de la nómina magisterial continúen como si no hubiera cambio de gobierno un mes después.

Solicitó, además, a López Obrador, que explique con claridad y transparencia el tema de la cancelación de la reforma educativa porque “cambiar la ley parece el paso fácil, pero cambiar la realidad y las prácticas, es ahí donde está el reto”.

Mexicanos Primero debe exaltar sus “valores” conservadores, al servicio de las empresas y en detrimento de la libertad de cátedra y la expresión más elemental de la docencia. Para este club de amigos de Televisa la imposición de una reforma educativa debe prevalecer ante los acuerdos consensuados con los actores implicados en la educación. Así son ellos, autoritarios.

Ahora, con la libertad de Elba Esther Gordillo la agrupación tendrá mucho trabajo. Seguramente los demandará en más de una ocasión por varias anomalías que cometió este club que tiene un gran influencia de Televisa, y entre los pleitos pendientes de la maestra con la agrupación de mercenarios de la educación está la de patrocinar una película, “De Panzazo”, narrada por Carlos Loret de Mola, donde exponía a los profesores como entes despreciables e ignorantes.

Para Mexicanos Primero ellos tienen la verdad en la mano. No la comparten, no la explican. Quieren imponerla. Sus críticas permanentes a la educación pública dan cuenta de sus intenciones y sus intereses en la docencia muestra que en realidad tras las críticas hay únicamente un negocio.

Por su parte, el director general de la organización civil, Juan Alfonso Mejía López, expuso: “La educación que funciona es la que te saca de tu contexto, y la que no, fracasó. Eso es lo que define a la educación”.

El simplismo más reaccionario, más trasnochado, es el que caracteriza a Mexicanos Primero, de ahí que ahora e erijan en los defensores a ultranza de una reforma educativa que nación muerta y quieren revivir en nombre de una bandera que en realidad fracasó.

La reforma laboral del magisterio tiene, en la evaluación la mejor manera de despedir profesores. La aparente intención de mejorar la educación tiene que ver con el objetivo de hacer de un derecho un negocio.