A cuentas la ASF

Por: José García Sánchez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Postigo

Algo oculta la Auditoría Superior de la Federación, desde el momento en que el equipo de David Colmenares, --que no es Auditor, pero sí experto en tapar anomalías ante los ojos de los verdaderos Auditores— que como si se tratara de una operación de la Gestapo alejan de sus lugares de trabajo a los empleados de dicha dependencia para averiguar el contenido de sus documentos y archivos.

Hay mucho miedo de que algo se sepa. Se desconoce a quién señalan esas anomalías, pero a juzgar por la manera en que operan debe ser algún candidato importante.

Es por ello que la bancada del PRI  hizo hasta lo imposible para que ganara ese puesto David Colmenares, de no muy limpia trayectoria, quien comenzó a despedir a todos los Auditores de la institución, creó un caos al interior de las oficinas y priva la incertidumbre en la dependencia por el destino laboral de todos los trabajadores, que son maltratados por los nuevos efes.

Ante esta realidad cotidiana donde los empleados de todos los niveles han acordado defender su institución y darle la importancia y la responsabilidad que tuvo desde el inicio de las tareas, el ex Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, aseguró que su actual titular está “desmantelando” a la dependencia con despidos injustificados.

Todo inició con el despido de Muna Dora Buchahin, titular de la Dirección General de Asuntos Forenses de la Auditoría Superior de la Federación, despedida a petición directa de Colmenares porque tenía un compromiso con esa plaza. Buchahin, fue pieza clave en las investigaciones de corrupción del actual sexenio.

Luego de ser despedida supo de movimientos inusuales en el área de Auditoría Forense de la ASF. Afirmó que cerraron el área y prohibieron entrar al personal que estaba a su cargo. Poco menos de esto debe ser motivo suficiente para que remuevan del cargo a David Colmenares, sin embargo, en el gobierno federal tratan de reducir este grave problema a una simple anécdota.

Además, recordó que despidió a David Rogelio Colmenares, quien ahora ocupa su cargo, debido al “incumplimiento de sus responsabilidades” y al “retraso en el trabajo que se llevaba en el área” a su cargo.

Portal señaló que encontró algunas omisiones “delicadas” cuando Colmenares se desempeñaba como Auditor Especial del Gasto Federalizado, por lo que decidió pedirle su renuncia en 2014.

Además, indicó que ha habido despidos masivos “en todos los primeros niveles. De los Auditores especiales, no queda ninguno, y van varios Directores Generales. No sé qué van a hacer, no sé cómo van a cumplir el programa, no sé qué cuentas van a entregar con gente nueva que no sabe lo que se tiene que hacer”, agregó.

Afirmó: “el propio licenciado Colmenares… yo creo que en su vida ha hecho una Auditoría, y ha hecho declaraciones que no están debidamente sustentadas”.

La violación a los derechos humanos de los trabajadores de la Auditoría, los despidos injustificados y generalizados, el maltrato a los trabajadores, el paralelismo en funciones de los nuevos jefes entre otras muchas anomalías deben ser motivo suficiente para que haya una investigación seria y profunda sobre los motivos de estas alteraciones al orden que representan un verdadero desgaste a las instituciones de las que se dicen tan orgullosos los priistas, cuando en realidad son ellos quienes las desprestigian, desgastan y arruinan.