Se desgasta el Presidente Electo

Por: Jorge Herrera Valenzuela

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Alfa-Omega

Para muchos de sus seguidores hay que frenar la diaria verborrea en que está inmerso el Presidente Electo. Otros consideran que debe aceptar que dejó de ser un simple ciudadano mexicano, porque va encabezar el gobierno de un país que tiene reconocimiento mundial, como lo es México. Ha descuidado su imagen al realizar la primera parte de sus recorridos, por la República, para agradecer a los que le otorgaron, mediante el voto, su confianza  el domingo 1 de julio pasado.

La sencillez con que está actuando Andrés Manuel López Obrador, es elogiable y al mismo tiempo una llamada de atención. Triunfó arrolladoramente. Sus discursos, ahora, no deben ser producto de la improvisación. Hay que fijarse los términos que usa al dirigirse a la gente. Se requiere la congruencia entre sus palabras, sus acciones y las determinaciones que están tomando los legisladores federales y los de la Ciudad de México.

Dos de los sucesos que comento, para empezar, son una muestra de que el Presidente Electo está perdiendo parte de su capital político, conseguido y forjado durante 18 años de campaña. López Obrador actúa con absoluta libertad, se mueve como pez en el agua, habilidosamente mantiene la atención sobre su persona y no hace referencia alguna a su partido, “porque ya no está en campaña”.

En su estancia en Nayarit, el domingo 16 al comenzar su periplo por los 31 Estados, aseguró que México está en bancarrota y lo ratificó en Mazatlán. Recordemos que después de su segunda visita a Palacio Nacional (cuando se reunieron los gabinetes saliente y entrante),  afirmó que la transición presidencial se efectuaría en un ambiente sin crisis política,  sin crisis económica. Luego habría de precisar que aunque lo malinterpreten respecto al término “bancarrota”, él, el primer Presidente de México nacido en Tabasco, cumplirá con todo lo que prometió en campaña.

El licenciado Andrés Manuel López Obrador, ya no es “El Peje” ni, reitero, el hombre de la calle. Su aversión a viajar en aviones oficiales y su rechazo a ser resguardado por el Estado Mayor Presidencial, además de no trasladarse en aeronaves particulares, no son símbolo de austeridad. En primer lugar, su investidura tiene carácter institucional y será constitucional a partir del momento en que, ante el Congreso de la Unión, asuma el cargo de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Lo acontecido el miércoles pasado cuando pretendía regresar de Huatulco, Oaxaca, a la Ciudad de México, hubo de esperar 4 horas para que el avión de línea comercial recibiera la orden  de despegar. El pasajero no era juan pérez, sino el Presidente Electo de México, quien sufrió un desgaste en su personalidad. Deben sus ayudantes, comandados por un restaurantero, procurar los cambios de ropa cuando viaja. En su arribo a la ciudad de Guadalajara, el Presidente Electo tenía su pantalón y su camisa arrugados e iba despeinado. Esa no es la imagen que le corresponde, por muy popular, apapachado y austero que sea.

También ha causado polémica, inclusive entre los senadores y los diputados morenistas, el que el Presidente Electo haya calificado de “chivo expiatorio” a Rosario Robles Berlanga por el desvío de 700 millones de pesos tanto como titular de Sedesol (Secretaría de Desarrollo Social) como de Sedatu (Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano), porque aunque no la exhoneró le dio unas palmaditas de “no te preocupes”, como hace años lo hizo el aún presidente Enrique Peña Nieto cuando la experredista estuvo involucrada en otro serio problema. Rosario como jefa de Gobierno del D.F. nunca explicó el destino de los 400 millones de pesos que recibió de manos del empresario argentino Carlos Ahumada. Siendo presidenta nacional del PRD hubo líos por 300 millones de pesos. Esta semana en la Cámara de Senadores anunciaron que integrarán una comisión para investigar la actuación de la funcionaria peñanietista.

“Estoy sinceramente preocupado por la forma tan rápida en que López Obrador está dilapidando su enorme capital político. Si Vicente Fox lo agotó en su primer año de gobierno, AMLO lo está echando por la borda aun antes de llegar a Palacio Nacional”, parte del comentario periodístico de Armando Fuentes Aguirre, Catón, el de los cuatro lectores; conmigo ya somos cinco.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Podrá la Ministra en Retiro Olga Sánchez Cordero, futura titular de la Secretaría de Gobernación, influir para que el hoy Presidente Electo mantenga la respetabilidad y el respeto a la institución presidencial?

PUES SÍ, AMLO VIVIRÁ EN PALACIO NACIONAL

El próximo año se cumplirá el sueño de López Obrador. Una vez que sea Presidente Constitucional ocupará “una partecita de Palacio Nacional, donde tenga (espacio para colocar) un catre y donde colgar la hamaca”. Al concluir su gira por Baja California dijo: “no estoy acostumbrado a vivir en mansiones” y advirtió, a quienes lo malinterpretan, que no cerrará Palacio Nacional. Es decir que al rechazar ser huésped de la residencia presidencial que se construyó por órdenes del presidente Lázaro Cárdenas del Río, “prefiere vivir en una partecita de Palacio Nacional” como en su momento lo hizo Benito Juárez. Bueno, pues, ya lo saben, nada de malinterpretaciones. La decisión del tabasqueño fue difundida en redes sociales por msn noticias, la noche del último jueves.

INDIGNANTE TRÁFICO DE CADÁVERES

La noticia que se produjo en Guadalajara, Jalisco, es verdaderamente escalofriante y hasta parece parte del argumento de una película de ciencia ficción. Dos tráileres alquilados para “almacenar trescientos cadáveres”, porque en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses solo hay espacio para 72. El gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz se deslindó y dispuso el cese del titular del mencionado Instituto y del Fiscal General. Pero, el pero que nunca falta, eso no aclara ni precisa las responsabilidades;  la medida política no convence a la sociedad; ya se dijo que no pueden ser incinerados esos cuerpos humanos, porque en muchos casos hay una investigación judicial. Este asunto es tan grave como el que en Veracruz haya encontrado cientos de cráneos en fosas clandestinas y también “se deslinden” las autoridades encabezadas por Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador dedicado a perseguir a su antecesor, a la esposa de éste y a gastar el dinero oficial en sus pesquisas detectivescas.

SINALOENSES SE SALVAN DE MORIR

Los hermanos Simón, Luis Alfonso y José Regino González Villarreal, originarios de Sinaloa, fueron detenidos el 4 de marzo de 2008 en Johor, Malasia, bajo el cargo de ser narcotraficantes. Desde entonces se les procesó y permanecieron en prisión. Contaron, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores, con todo el apoyo durante su detención y procesamiento. Hace seis años fueron sentenciados a la pena de muerte, pero hubo apelación judicial y en estos días el sultán de Johor les otorgó el perdón, pero declarando que los tres mexicanos quedarán sujetos a cadena perpetua. Desconozco mayores datos sobre este asunto que fue revelado apenas en el curso de la semana pasada, pero es un hecho que los familiares de los mencionados hermanos habrán de continuar su lucha para procurar alcanzar la libertad  del trío.  

P.D. En este fin de semana pasado al revisar la agenda, encuentro que el sábado 22 se cumplieron 49 años del fallecimiento del licenciado Adolfo López Mateos, el más carismático de nuestros presidentes. Durante su sexenio fue nacionalizada la industria eléctrica, se obtuvo la sede para la celebración de los XIX Juegos Olímpicos y el presidente Gustavo Díaz Ordaz lo designó presidente del Comité Organizador, pero no pudo concluir ese encargo por una enfermedad neurológica. Muriendo tiempo después de ser intervenido quirúrgicamente por el eminente neurólogo James Leonard Poppen, a solicitud de sus colegas mexicanos los doctores Gregorio González Mariscal y Patricio Beltrán Goñi….En días pasados falleció el abogado, excelente amigo y contemporáneo universitario Jesús Cortázar Murphy, oficial mayor del Departamento Agrario en el régimen de López Mateos; director de Caminos Vecinales, en la SCOP y director de la Caña de Azúcar, en el gobierno de Díaz Ordaz, cuando México tuvo la más alta zafra, a nivel mundial. Chucho era presidente de la Asociación Nacional de Abogados y del Colegio de Abogados de México, A.C.