Es Letra Muerta la Ley de Derechos a Niñas y Niños

Por Francisco A. Sánchez Torres

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Qué bien, que el pasado viernes 22 de julio caminé por la Avenida Cuauhtémoc como a las 15 horas y pude observar a un pequeño de no más de 3 años sentado sobre una pequeña cobija en la esquina de la citada arteria con la calle Antonio M. Anza, en la colonia Roma, Del. Cuauhtémoc.

 

Por lo que pude ver, el niño debía pasar todo el día en ese lugar, en lo que su padre trataba de vender golosinas a los miles de automovilistas que a diario manejan por ese crucero.

El cuadro me causó indignación y tristeza y le tomé la fotografía que anexo.

Casualmente el mismo día por la tarde un noticiario de la televisión dio cuenta de un ejercicio llevado a cabo en la Asamblea de Representantes de la Ciudad de México con niños en edad escolar sentados en las curules y exponiendo sus inquietudes en ese Recinto Legislativo.

Uno de los tantos shows que montan los Integrantes de la Asamblea para publicitar que “si están trabajando en bien de la ciudadanía”.

El espectáculo se me antojó grotesco al ponerme a leer la Ley de los Derechos de las Niñas y Niños en el Distrito Federal que fue publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el lunes 31 de enero del año 2000. Cuando fue Jefa de Gobierno Rosario Robles Berlanga. La mencionada Ley se compone de 60 Artículos que se pueden leer en internet. El Art. 1 reza: La presente Ley es de orden público, interés social y de observancia general en el Distrito Federal. Los beneficios que se deriven de esta Ley serán aplicables a todas las niñas y niños que se encuentran en el Distrito Federal. Doña Rosario Robles fue Secretaria de Sedesol y no hizo nada para dar servicios sociales y protección a los menores que he citado.

Reitero que el espectáculo que vi en la televisión me pareció grotesco, ya que el nenito que aparece en la fotografía está segregado de la mentada Ley de los Derechos de las Niñas y Niños en el Distrito Federal, como están segregados millones de niños en la Ciudad de México y en toda la República Mexicana y ninguno de los integrantes de la Asamblea de la Ciudad de México haga algo para que la multicitada LEY beneficie a estas criaturas.

Hoy domingo 24 de julio tomé otra fotografía de una nenita vendedora de dulces en la Avenida San Jerónimo esquina con la calle de Iglesia, en donde se inicia la Avenida Paseo del Pedregal. Insisto, de estos niños hay millones que están desprotegidos de la Ley que he mencionado.

En Facebook subí la fotografía del niñito e hice un comentario con la esperanza de que algún funcionario lea la citada Ley y la aplique. Le envié copia al C. Presidente Enrique Peña Nieto, al Titular de Sedesol, licenciado José AntonioMeade, al Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México,

doctor Miguel Angel Mancera y al Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, doctor Ricardo Monreal Avila.Qué mal que haya una Ley tan importante desde hace 16 años y hasta la fecha sea letra muerta.