La Inclusión de “El Bronco” en la boleta muestra la desesperación de las cúpulas

Por: Eusebio Gimeno

Kronos Magazine

CUERNAVACA, MOR.- El pueblo decidirá finalmente. Ese fue el argumento de los magistrados vendidos del TEPJF que le dieron la voltereta al Consejo del INE, y resolvieron incluir a Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, “El Bronco” gobernador con licencia de Nuevo León, como candidato Independiente a la Presidencia de la República. ¿Qué hay detrás? Eso es lo importante.

Claro que el pueblo decidirá. Ese concepto es una verdad de Perogrullo. Esa tesis se desploma porque no implica que los Tibunales acepten candidaturas sin ton ni son  y al margen de la Ley.

Si a esas vamos, todos vamos a lanzar nuestra candidatura, y así habría al menos 50 millones de candidatos, al fin que el pueblo votará el primero de Julio. Entonces para qué queremos Instituciones y Leyes que regulen los comicios.

¿Por qué si El Bronco no reunió las condiciones lo lanzan al ruedo a torear en la justa más complicada de que se tenga memoria? Ahí está el secreto, la intención de sus Padrinos, el móvil del delito, porque es un delito violar las Leyes, creo.

Ya hemos analizado que la Política es un Juego de Padrinos. En otras palabras son los Padrinos los que mueven las piezas del tablero a su libre albedrío.  ¿Y esos quiénes son? se pregunta el pueblo pobre e ignaro. Les respondemos “Los que representan los poderes fácticos”.

Los fácticos son los que hacen las cosas, del latín: facere, hacer. Son Los que pueden hacer cambios, proyectos y hasta revoluciones, por su dinero, poder, e influencias y control de sectores y rubros importantes de la sociedad de este país.

Y esos poderes fácticos, son los verdaderos gobernantes de México. Entre ellos están la Iglesia, la Embajada de Estados Unidos, los banqueros, los grupos empresariales más poderosos de industriales y comerciantes, también están el Ejército, el Presidente, y Carlos Salinas como Jefe de un Grupo, o de todo el Grupo, como quieran.

Sin embargo ahí los debates son más encarnizados, por eso se dice que Carlos Salinas apoya al panista Ricardo Anaya, en contra del PRI, por decisión de una buena parte del Consejo de La Extrema Derecha.

Hay división en el consenso de los poderosos más poderosos, porque otros quieren que sea José Antonio Meade, entre ellos la Embajada de Estados Unidos y el Presidente de México, infiltrado por salinistas que torpedean desde adentro la campaña de Pepe Toño, quien de no ser por el fuego amigo, estaría seis o siete puntos más, arriba en las encuestas.

Hay quienes aseguran que entre los factótums de poder, el Narco está presente y representado en un asiento como miembro importante de los Poderes Fácticos, (fácticos es hacer, los que pueden hacer los cambios).

Eso ya se publicó hace varios años en la Revista Candelero, que los factótums se reúnen en un penthouse de lujo, en un edificio en Paseo de la Reforma en la CDMX, y ahí deciden quién será el próximo mandatario de este país. Esos méritos periodísticos los reveló mi maestro Abraham Mohamed en su revista Candelero, y ahí está para consulta y para la historia.

Bien toda esta perorata que parece de ciencia ficción es la pura neta, tan sorprendente como increíble, y eso explica en parte que El Bronco aparece en la boleta electoral porque él es gobernador de un Estado eminentemente industrial y empresarial donde predomina el Grupo Monterrey. Obviamente en ese grupo hay quienes aceptan a Andrés López Obrador como necesario factor de cambio que apacigüe el descontento nacional contra la carestía y el mal gobierno.

Pero hay otros, la mayoría de “regios”, que se oponen y usaron su poder y su influencia en este Consejo de Poderes Fácticos, y ahí está la verdad, la realidad nos explota en la cara. El Bronco como por arte de magia llegó a la boleta electoral como candidato presidencial.

Y no solo eso, inmediatamente dijo “voy por López Obrador”. Esa es su función, igual que la de los otros independientes. Percibieron que Margarita Zavala  es insuficiente, que no la hace sola, y aventaron al Bronco para hacerle sombra al que los rebasa en las encuestas.

EL VERDADERO DILEMA DEL GRUPO

De los que se reúnen en Paseo de la Reforma, es que aún no se ponen de acuerdo si va Ricardo Anaya o José Antonio Meade Kuribreña.

El presidente Peña Nieto ya se enfrentó a esa candidatura. Mandó detener al cómplice de Ricardo Anaya. El chofer Luis Alberto López López declaró haber firmado los documentos –por orden directa de su empleador Manuel Barreiro- para constituir la empresa Manhattan Master Plan que compró la nave industrial al candidato presidencial Ricardo Anaya.

Ese golpe les dio en la línea de flotación, se tambalea esa candidatura, pero…falta la contestación de Carlitos, que para eso se pinta solo.

LA DISPUTA ES POSICIONARSE EN EL SEGUNDO LUGAR

Las cifras de las encuestas no les importan, porque saben que esas mediciones por más exactas que sean, no son materia legal en las elecciones.

Los sondeos influyen en el ánimo y dan la foto del momento, pero difieren de una compañía a otra, y por lo demás nadie puede estar seguro de que  cada persona puede ir a votar el primero de julio, depende de la circunstancia personalísima de cada ciudadano, si no se levanta, si está enfermo, si le dio miedo, si le dio hueva, si no le importa, Eso no lo puede medir la encuesta, si los entrevistados no se presentan en igual número a las casillas, la encuesta falló.

Y EN ESO SE BASA EL FRAUDE ELECTORAL,

El PRI no está manco, tiene su estructura bien aceitada, su voto duro, sus Comités Seccionales, sus sectores, y todos participan en la promoción del voto y en el acarreo, otros en la compra, y hasta en la rasurada del padrón en la operación ratón loco, la boleta perdida, el carrusel, y todos lo trucos inimaginables, hasta llegar a los monederos Monex, y el fraude cibernético de “tumbar el Sistema” o aplicar los algo ritmos. Eso ya está en marcha como plan B,

Ahora el asunto es frenar la carrera de López Obrador. Para eso sacaron a Anaya, al Bronco, y a Margarita Zavala, pero ni entre todos pueden. El pueblo teme que le apliquen al tabasqueño el síndrome Colosio, pero esa es otra bronca.

Por ahora ya nos dimos cuenta en las redes y los medios del desaseo y desesperación que obliga a los que mandan en este país, a poner obstáculos en la carrera presidencial, El Bronco Brincó a la Boleta, y eso a nadie le satisfizo, quedaron en evidencia.  La cagaron, eso comprueba de que están inseguros, inquietos y con miedo.

Su principal problema es que la Derecha está dividida. Por un lado el Fondo Monetario y Washington no quieren a Anaya, quieren a Pepe Toño. Y por otro hay quienes ven necesario el cambio democrático para evitar que se descomponga más la nación.

Sin embargo se está creando una desazón moral en los mexicanos, y eso ayuda, porque al final será mucha gente desanimada la que no irá a las urnas, Dirá para qué, si ponen a quien quieren, el voto no cuenta. Y ahí está el éxito del fraude, entre menos voten más margen tienen de hace trampa.

Por lo pronto la inclusión del gobernador de Nuevo León con licencia en la boleta electoral como candidato presidencial es una estulticia, no me chinguen. Como dijo el Jaguar, Armando Ríos Pitter, "que no se hagan pendejos". Y VOY POR MAS….