Los perversos y endemoniados “verdes”

Por Eduardo López Betancourt

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

De pronto, un despreciable y sumamente sucio disque partido político se ungió en el ámbito político mexicano, y nada menos y nada más que utilizó el nombre de un movimiento social de mucha nobleza y grandes proyectos relacionados con mantener y evitar la destrucción de la naturaleza; precisamente se denominó Partido Verde Ecologista.

Obviamente dicho asqueroso partido fue promovido por los ámbitos gubernamentales, particularmente del famoso y nada respetable PRI; también atrás de él, hubo por ahí fuerzas religiosas. Ya al final,  lo que hicieron fue convertirlo en un partido de familia, donde desde que nació hasta nuestros días, ha sido solo una familia la que es propietaria del mismo, situación que si bien es cierto, se presenta en todos los partidos, eso no exime de lo que es la más grave vergüenza de este país, como es el sistema democrático donde el dueño del mismo, son los impresentables partidos políticos.

Volviendo al nauseabundo “verde”, en la actualidad se ha unido con sus congéneres, tengamos presente el viejo proverbio  "dime con quién andas  y te diré quién eres”; PRI y Verde son la misma porquería y parece ser que no es fácil acabar con ellos, aunque siempre debemos conservar la esperanza.

El Verde para hacerse de allegados, ha hablado de prisión a los delincuentes, inclusive han tocado el tema de la pena de muerte, sin tener idea de lo que es esto, pero tales sujetos se vuelven odiosos. El “verde” en su publicidad nauseabunda promete, habla de honestidad y grandes beneficios sociales como darle medicinas a todos, pero…… todo queda en “bla, bla, bla” y promesas incumplidas.

Hace poco, con verdadera crueldad y cobardía se lanzaron contra los animales de los circos en muchos lugares.Por ejemplo, de donde soy originario, de Guerrero, cuando llegaba el circo, teníamos ilusión de que llegara, porque traía animales que jamás podríamos ver y, ver a un león, un elefante, un caballo percherón o un camello, era, insisto, solo posible cuando llegaba el tan ansiado circo.

Los niños riquillos del partido, porque hay que destacar que son de esos pirruris que viven en Cancún y vacacionan en Miami, insisto, a final de cuentas se lanzaron contra los animales del circo y gracias a sus perversos aliados los priistas y no faltaron otros partidos sin dignidad alguna, aprobaron una ley nacional contra los animales de los circos y dejaron sin esa excelente oportunidad a todos los niños provincianos, pero al final, lo único que probaron estos perversos fue acabar con la vida de tigres, leones, caballos, camellos, porque el dato que se ha dado en la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) es verdaderamente patético, ya que el 80% de los animales que estaban en los circos fueron víctima del abandono y han muerto; eso es crimen, es odio, es acabar con ilusiones, con espectáculos gratos y es lo que es el asqueroso Partido Verde, alguien que odia, siembra el rencor y va contra el pueblo.

Bajo ningún concepto dudamos que en algunos circos maltrataran a los animales; estamos ciertos que era indispensable poner orden a actos de crueldad en su contra, que deberían tener un trato correcto y sin duda estamos totalmente conscientes de que lo que debió hacerse era exigirle a los circos trato adecuado para los animales. Eso es lo que debió haber hecho el verdaderamente nauseabundo Partido Verde.

Ahora esos perversos deben estar satisfechos de haber acabado con la vida de tantos animales. En buena medida se debió a que los animales no podían encontrar acomodo en los zoológicos, y era imposible, ya que un zoológico donde hay 10 leones, 5 elefantes, etcétera, no se puede incrementar su población, sin afectar el presupuesto con el que cuentan.

Por otro lado, coleccionistas privados encuentran dificultad permanente para atender a ese tipo de animales. De esta manera pues insistimos: lo que hizo “el Verde” no fue prohibir animales, sino matar, entiéndase bien, matar a los animales de los circos.

Ahora resulta que el nuevo planteamiento de esos asquerosos del Verde es clausurar los zoológicos, lo cual es demasiado, pues de aprobarse su iniciativa, los niños jamás verán a un tigre, león, camello, elefante; todo lo van a conocer a través de dibujos.

Mientras que ellos no tienen problema, ya que “el niño verde” González, cada año va a África, no dudamos que a cazar, y allá podrá observar a los animales, pero nuestros niños mexicanos, los que desean conocer de cerca una avestruz, una tortuga gigante y no se diga a un orangután, todo va a quedarse para que lo vean por películas, por estos desgraciados perversos del Verde.

Por desgracia sabemos que los acuerdos legislativos se hacen sobre las rodillas y al final, priistas y otros tarados legisladores van a seguirles la corriente a estos macacos del Verde Ecologista, quienes por cierto, no cesan en su conducta de acabar con las corridas de toros, porque lo que buscan no es preservar a los toros; no, su idea es acabar con esa especie, porque hemos dicho hasta el cansancio: nadie va a cuidar a un toro de lidia solo por el gusto de tenerlo, cuando bien se sabe que es un animal bravío que no produce carne ni leche. Por lo tanto, la perversa conducta del Verde es acabar con los toros, al igual que en el caso de los circos, un acto de crueldad, nunca de beneficio a los animales.

Entendamos bien que hay que cuidar nuestra naturaleza, nuestros animales en grave peligro de extinción, pero el mejor lugar para cuidarlos es precisamente dándoles zonas donde puedan reproducirse y, también algunos de ellos que puedan ser exhibidos para que la población no solo conozca esas especies en extinción sino que además se concientice en cuidarlas.

Los zoológicos son centros de educación, lugares de aprendizaje y quienes más se benefician son quienes no tienen acceso a lugares como África o a reservas naturales de otros países y eso es lo que hay que cuidar mucho.

Seamos conscientes de que las iniciativas del Verde son contra la humanidad.