Serie de Netflix “dedicada” a Duarte y a Yunes

x.-¡También será destacado protagonista Vicente Benítez!...

x.- Por supuesto que aparecerán muchos otros personajes.…

Por: Cecilio García Cruz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jesús te ampare

Vicente Benítez González, nunca imaginó que, por ser un actor adicto al servilismo político, sería llevado a la pantalla chica.

El diario IMAGEN, difundió en exclusiva, que NETFLIX lanzará al mercado una serie dedicada a los gobiernos de Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes Linares.

Nunca en la historia política de nuestro país había ocurrido un acontecimiento de tal magnitud.

Resulta que la administración del ex mandatario veracruzano se considera emblemática de la corrupción e impunidad a nivel internacional.

Y el mini-gobierno azul que está por concluir ha cometido yerros jamás vistos en la política mexicana.

Por ello, el interés de NETFLIX, líder mundial de contenidos, aunado al de productores de cine, en difundir estos sucesos inéditos.

La labor periodística fue elaborada por Víctor Arteaga (autor de la investigación “Empresas Fantasma”) quien puntualiza que la serie será de cuatro temporadas, de 10 capítulos cada una.

A Duarte de Ochoa se le señala por “desaparecer”, en su sexenio, la friolera de 55 mil millones de pesos.

Y por ese enorme desvío se encuentran recluidos en Pacho Viejo varios miembros de su gabinete.

Otros están en la mira de la Fiscalía Estatal.

De estos, destacan los nombres de Antonio Gómez Pelegrín, Alberto Silva Ramos, Irma Chesty y Gabriel Deantes.

Sin embargo, hay otros que viven en la impunidad.

Entre ellos Vicente Benítez, que de ser un modesto becario de la Universidad Católica de Chile (de ahí el mote de “Chileno”), ahora es todo un potentado, luego de que trabó amistad con Javier Duarte, quien le hacía llegar los recursos para cubrir sus estudios.

En Finanzas, lo consideraban un jiripollas, pero resultó un “magazo” en el tema económico.

Fue el operador financiero de mayor confianza del duartismo, por eso tendrá en la serie una actuación preponderante.

Su jefe lo responsabilizó de la “caja grande” (los dineros del pueblo) para tener el control político de su gobierno.

Poco apto para lo políticamente correcto, pretendió desempeñarse con bajo perfil.

Su manejo fue subterráneo. Nadaba de a muertito.

Pellizcaba un poco aquí y un mucho allá hasta que amasó una inmensa fortuna.

Pero pronto salió a la luz su emporio económico: autos de colección, joyas, ranchos, mansiones y cuentas bancarias en el extranjero.

Saltó a la fama cuando fueron descubiertas por la PGR maletas repletas con 25 millones de pesos, en el aeropuerto de Toluca.

El dinero procedía de las arcas de Veracruz cuando “El Chileno” fungió como Tesorero, situación que lo obligó a dar “explicaciones” vagas e imprecisas que nadie creyó.

Por eso el mote también de “El señor de las maletas”.

Sus adversarios lo exhibieron en los medios de comunicación para aniquilarlo políticamente.

Pero Vicente sobrevivió a esa andanada interna orquestada por Gina Domínguez y Gabriel Deantes, entre otros.

Uno de sus críticos más ácidos, el colega Mussio Cárdenas, nos comparte una pincelada de “El Chileno”.

“Pocos tan sucios como Vicente Benítez. Por sus manos los fondos de campaña paralelos, los recursos federales no aplicados, las maletas con efectivo incautado por la Policía Federal y ahora la huella del saqueo duartista, inversiones millonarias en Costa Rica, la tierra de su esposa”.

Cierto. Pocos entienden “cómo se hizo de mulas Pedro”, mejor dicho, de propiedades “Chente”, en Centroamérica.

Ahí, en sociedad con su esposa posee bienes millonarios como el “Nube Hotel”, con todos los servicios, incluyendo compañía femenina en lujosas recámaras.

Al concluir su período en el Congreso Local, “El Chileno”, quien mordió la mano que le dio de comer hasta hartarse, habrá finiquitado su carrera en la vida pública.

No le funcionó su estrategia para dar continuidad a su vida política, y pactar con la coalición “Juntos Haremos Historia”.

Ni la diputación federal plurinominal como suplente, ni su alianza con el yunismo azul impulsando a July González Sheridan para golpear a Cuitláhuac García, prosperó.

Muy poco le duró la protección que “pagó” a la actual administración.

El gobierno de Cuitláhuac García trae la espada desenvainada para poner orden. Si bien no busca venganza, sí impondrá justicia.

Y Vicente Benítez González, vuelve a estar en el ojo del huracán.

Ya no tendrá fuero. A menos que el Fiscal “carnal” Anticorrupción entronizado pisoteando la ley, lo proteja.

Vaya paradoja la de don “Chente”: perdió la humildad heredada de sus padres, y lo rebasó la soberbia derivada del poder.

A estas alturas ya se le fue el tren de la impunidad.

Tiene tres meses para planear su graciosa huida.

NETFLIX ventilará toda la red de corrupción, impunidad, frivolidad y traiciones de los saqueadores que tienen a Veracruz en la quiebra.

Los veracruzanos están ansiosos por conocer el nombre del actor que representará a Vicente Benítez.

Muchos le apuestan a Jorge Salinas…

¿Usted qué opina?