El Jr…sus gritos y manotazos

Por: Cecilio García Cruz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jesús Te Ampare

En política, la forma es fondo.

Esta tesis que ha prevalecido a través de los años fue sostenida por el ideólogo del PRI y uno de los más preclaros políticos de México, el tuxpeño don Jesús Reyes Heroles.

En plenas campañas electorales esto significa que los modos, gestos, actitudes, comportamientos, pereza discursiva, o sea, lo externo es materia o substancia que puede influir en decisiones trascendentales en la carrera de un candidato.

No solo hay que ser sino parecer un auténtico abanderado de su partido o alianza.

Y más si se trata de los aspirantes a la más alta responsabilidad del país.

Por lo que hemos observado en estos primeros días de proselitismo, no todo lo que brilla es oro.

En Veracruz arrancó la carrera por la Presidencia y han llegado al solar jarocho dos de los cinco aspirantes a la Silla del Águila.

El resultado de estas primeras visitas son contrastantes.

Ricardo Anaya, inició su campaña con el pie equivocado. Desde que llegó a Córdoba la desorganización fue pública y notoria.

En plena cena de bienvenida en la Ciudad de los 30 Caballeros, la mitad de ellos fueron descorteses al abandonar el salón por la llegada de dos personas non gratas para ellos.

Y nadie se quiso hacer responsable del desaguisado, pues los panistas se culparon unos a otros, sin aceptar la parte de su responsabilidad que afectó severamente la imagen del candidato.

Pésimo día para “El chico maravilla” quien, según los visionarios políticos, se rezaga en la lucha por el poder.

Este escenario demuestra que la coordinación en la escudería de “Por México al Frente” no es la que se presume.

Tan es así que el candidato por la gubernatura, el junior Miguel Ángel Yunes Márquez, que aún no está en campaña, tuvo que viajar al sur del estado para lanzar a su equipo de trabajo una perorata muy desagradable.

Sabe que sus bonos están a la baja y cree que con gritos y amenazas va a enderezar la nave que se hunde lentamente porque el suspirante no tiene el carisma ni el talento para gobernar una entidad tan politizada como es Veracruz.

Su estilo es más fresco pero producto de la herencia paternal que día a día desmerece ante una sociedad harta de políticos arrogantes, perversos y nefastos.

De ahí los gritos y manotazos, porque no levanta.

Para algunos analistas demoscópicos Anaya se encuentra estancado y “El bodoque” Yunitos (así le llama Cuitláhuac) va en picada un día sí y otro también.

Por otro lado, el tricolor estuvo de manteles largos: pudo mostrar el músculo porque su candidato convenció por su sencillez, talento y propuestas congruentes.

Pepe Toño Meade brilló y a pesar de algunos contratiempos, salió airoso al convencer a los electores que lo acompañaron en los actos  proselitistas.

La reunión con campesinos de todo el país fue espectacular porque sembró propuestas factibles de cumplir en favor de los hombres del campo, como el seguro personal para quienes trabajan el agro.

Tan bien le fue que hasta tiempo se dio el ex secretario de Hacienda en dos sexenios distintos, para ensalzar a su amigo y compañero del ITAM Pepe Yunes, a quien consideró el mejor candidato para lograr la gubernatura de Veracruz.

Además, hizo un diagnóstico puntual y descarnado de la violenta situación que padece la entidad y que empeoró con la llegada del gobierno del cambio.

Es entendible y explicable que “El Peje” no tenga prisa por visitar Veracruz, pues en la precampaña estuvo más de 15 días en distintas zonas, recorriendo por terracería la entidad.

Está tan seguro de obtener el triunfo ---con tres campañas de experiencia---, que ahora se da el lujo de pedir el voto para los candidatos al Congreso federal.

No se espera gran cosa del recorrido que haga por el solar veracruzano Margarita Zavala y menos del “Bronco” Jaime Rodríguez, quien fue metido a la boleta electoral con calzador.

Su llegada a la carrera presidencial dejó viendo fantasmas a muchos que defienden el estado de derecho en México.

El candidato de la coalición PAN, PRD y MC, Yunitos, sabe que la situación política no le favorece, a pesar de todos los recursos que le han inyectado para posicionar su imagen.

Pepe Yunes se la lleva de a muertito. En unos días más dará a conocer a su equipo de trabajo donde habrá algunas sorpresas. Sabe que su trayectoria lo avala y que los sectores favorecidos por su gestión de recursos, lo respaldarán el 1 de julio.  

Por su parte, Cuitláhuac García, encabeza las preferencias electorales y sin hacer tanta alharaca, espera que su patrón recorra nuevamente la entidad para a  compañarlo en busca de más simpatizantes.

Aguas con MORENA. Después del 1 de julio podría convertirse como la primera fuerza electoral del país.