Dante y Miguel… ¡Dos tipos de cuidado!

Por: Cecilio García Cruz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jesús te ampare

Dante Delgado Rannauro, vivió su propio infierno en los sexenios de Ernesto Zedillo y Patricio Chirinos Calero.

Fue encarcelado en 1996 cuando el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, era segundo de a bordo en la administración Chirinista.

Casi dos navidades pasó en el penal de Pacho Viejo, ubicado muy cerca de Coatepec. Fueron tiempos difíciles para el entorno familiar del oriundo de Alvarado.

El ex gobernador padeció la muerte de su señor padre estando preso y no asistió a su funeral porque no quiso presentarse esposado.

Hoy, Dante está posicionado en la coalición electoral Por México al Frente, que lleva como aspirante presidencial al queretano Ricardo Anaya. Por cierto, a los “caciques” les cayó el veinte y se arrepintieron de incluir la palabra ciudadano.

Su participación para lograr la candidatura común de ese movimiento fue elemental, aunada a la astucia y ambición del ahora ex dirigente del PAN, quien se apropió de ese instituto político.

Dante Delgado y Yunes Linares tuvieron un encuentro muy breve durante el evento donde Ricardo Anaya formalizó su participación como precandidato de esa coalición a la presidencia de la República.

El Diario Reforma difundió el siguiente diálogo con el coordinador nacional del partido Movimiento Ciudadano:

-¿No le guarda rencor?

DD: Mi conflicto fue personal con Ernesto Zedillo.

-Pero Yunes operó su encarcelamiento.

DD: No, lo operó el gobierno de la República con la complacencia de uno de los gobernadores más mediocres y ausentes de Veracruz.

-¿Yunes no tuvo que ver?

DD: Lo que pasa que era, y es, tan mediocre Chirinos, que se lo quieren atribuir al que siempre ha sido fanfarrón (Yunes).

-¿No hubo bronca entonces con Yunes?

DD: Mandé a chingar a su madre a Zedillo en una reunión de gabinete y eso no lo hacen más que con los ex presidentes.

¿Tiene buena relación con Yunes?

DD: No tengo relación con Yunes.

¿Nunca le reclamó nada a él?

DD: Él no fue nunca factor determinante. Él siempre ha incidido en crear condiciones para que los escenarios se den, que son dos cosas diferentes. El problema lo afronto directo y personalmente: fue con Ernesto Zedillo y sabe Zedillo que el problema de Acteal fue previsto con toda anticipación por Dante Delgado.

Hasta ahí el diálogo con el propietario de la “franquicia” del Movimiento Ciudadano.

La relación de Dante y Miguel es nula.

El primero, de 67 años, es un político de tiempo completo y rencoroso. Ha sobrevivido a casi todas las tormentas ocasionadas por sus adversarios. Obsesivo y apasionado del poder. Hoy, tiene la ventaja y la “bendición” para seleccionar a los aspirantes a las gubernaturas de Jalisco y Veracruz.

El segundo, de 65 años, es bragado, de mecha corta que disfruta subirse al ring para enfrentarse al luchador más temido. Tiene proyecto político para sus dos hijos a quienes ha impulsado para alcanzar cargos importantes de elección popular.

Siendo secretario de Gobierno, se encarceló a Dante Delgado (ex gobernador), Gerardo Poo Ullibarri (ex secretario de Finanzas) y Porfirio Serrano Amador (ex secretario de Desarrollo Urbano).

Como gobernador del Estado ha enviado a prisión a funcionarios duartistas que hicieron quebrar las finanzas públicas de los veracruzanos:

Arturo Bermúdez Zurita (ex secretario de Seguridad Pública), Gina Domínguez (ex coordinadora de Comunicación Social), Mauricio Audirac (ex Contralor y ex de Finanzas) y Francisco Valencia (ex secretario de Infraestructura y Obras Públicas y ex director de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz), entre otros.

En la glosa de su primer informe de gobierno Yunes Linares expresó que pronto habrá más noticias de ex funcionarios corruptos que saquearon a Veracruz.

No se descarta a la ex primera dama Karime Macías, quien se dice perseguida política por lo que se encuentra en calidad de “refugiada” en el Reino Unido y desde aquel país exige a la Fiscalía de Veracruz la devolución de sus diarios personales porque violaron el derecho a su intimidad.

El pasado jueves 14 empezaron las precampañas políticas y los ciudadanos ya empezamos a digerir 18 millones de spots que se difundirán por los medios electrónicos.