“Romper el silencio”

En las nubes                                                                                                                                                                

Carlos Ravelo Galindo, afirma: Los archivos secretos del Vaticano están ubicados en un área fuertemente protegida en el sagrado recinto. Hay 53 millas de estanterías que contienen documentos relacionados con la Iglesia Católica, que datan del siglo VIII.                                                                                                      

Algunos de estos artefactos incluyen una carta de la Reina María de Escocia rogándole al Papa Sixto V que la salve de la decapitación y los documentos de la excomunión de Martín Lutero.                                                        

El archivo se abrió a los investigadores en 1881, pero no es fácil obtener un pase dentro.                                                                                    

Luego de este breviario cultural, y nuestra felicitación a los que se llamen Manuel, entremos a “Romper el Silencio” con poemas del escritor Octavio Razziel García Abrego.

“Grito y después de gritar                                                                  

Busco respuesta en los recodos del silencio;

Pero el silencio no se rompe,

Quizás porque no quiere turbarse con mil voces.

Quiere seguir siendo silencio

Como yo trato de ser siempre yo

Como la flor quiere que nunca termine su tersura

Como el agua que quiere ser siempre cristalina.

Y a pesar de que el silencio no responde,

Y no viene hacia mí,

Voy en busca y esculco sus recodos.

Sintiéndolos tan húmedos, tan tibios,

Que quiero permanecer por siempre ahí.

 Pero una voz que persiste

Me dice que necesito buscar la respuesta en mi grito,

A mi voz que vaga entre jirones de viento,

Que no debo quedar en el silencio

 Y pienso y siento,

Que, aunque pasen los siglos,

No encontraré respuesta;

Ni en el agua que tan cristalina empieza a enturbiarse

Ni en la tersura de las flores que pronto se deshojan,

 Quizá nunca encuentre la respuesta,

Pero esperaré por siempre,

Hasta que mi voz encuentre otra voz que la acompañe,

Para juntas romper un principio de silencio”.

Este otro, también:   

“Pienso en ella,

En mi amor imposible.

Deseo resilente

Con versos que

No aparecen en mi mente.

 

Rima, métrica, consonancia,

¿Será a la visconversa?

¿Mejor que a la viceversa?

 Comenzaré con un

Verso mayor o uno menor;

Seguiré con octosílabos;

Mejor con endecasílabos y,

Terminaré con

Alejandrinos.

 Será rima poética,

¿Asonante o consonante?

En tercetos,

Encadenados o no;

Coplas con seguidillas

De cuartetos con

Redondillas,

Serventesio con

Quintilla vía o soleá.

Estrofa recitada

En Pareado.

 Mientras,  

Aquí yazgo pensando

Y pensando,

Y lo que único que

Se me ocurre decirte es:

Te sigo amando”.

Y uno más, a María Luisa 

“Cuando estés junto

A las azaleas,

Encontrarás un beso

Tan apasionado como

El primero que te di;

Un abrazo tan fuerte

Como alcances a

Sentir, y mí

Pensamiento

Que como cósmica

Energía estará

Siempre en lo

Más profundo de ti”. 

Olvidaba señalar que felicidades a los Manaueles y Manuelas en su día de “Las Mulas”, a quien la iglesia bendice.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.