10 de Mayo… Mis Bendiciones

En las nubes

Carlos Ravelo Galindo, afirma: El camino hacia una vida feliz está pavimentado con bellas perspectivas y pensamientos para difundir la felicidad e inspirar a los demás. 

Este 10 de Mayo que celebramos a la madre, debería ser diario. A ella, simple y sencillamente debemos la vida.

Evocarla nos permite recordarla también con estas frases del poeta Mahatma Ghandi:

Toma una sonrisa y regálala a quien nunca la ha tenido.

Toma un rayo de sol y hazlo volar allá en donde reina la noche.

Descubre una fuente y haz bañar al que vive en el barro.

Toma una lágrima y ponla en el rostro de quien nunca lloró.

Toma la valentía y ponla en el ánimo de quien no sabe luchar.

Descubre la vida y nárrala a quien no sabe entenderla.

Toma la esperanza y vive en su luz.

Toma la bondad y dónala quien no sabe hacerlo.

Descubre el amor y hazlo conocer al mundo.

Y nosotros reconocemos también que el silencio de ella, la madre, nos permite apreciar verdaderamente la belleza de nuestro universo.

Nos permite abrir bien los ojos de forma consciente y no perdernos nada de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Aquí te regalamos también unas expresiones ideales para esos días en que necesitamos conectar con nuestra Madre.

A veces, cuando parece que la vida se resquebraja en pedazos, nos olvidamos de considerar nuestras bendiciones.

Nos sentimos mal si perdemos de vista los motivos para estar agradecidos a ella y a la vida.

Abre los ojos y mira cómo la vida no es tan mala, después de todo... Porque         son cosas simples las que de verdad cuentan.

Estas son nuestras  pequeñas-grandes dichas por las que dar gracias.

A todo ello nos enseñó ella. Las tenemos en mente:

Mi bendición: es poder cuidar de mi mismo y ocuparme de mi propia vida.

Mi bendición: son los que me rodean y me aman por como soy.

Mi bendición: es tener un amigo como tú, que me hace reír cuando estoy triste.

Mi bendición: Eres tú. Un hombro en que llorar cuando más lo necesito.

Mi bendición: Es tener un sofá donde caer rendido tras un largo día de soledad.

Mi bendición: Son las decisiones que puedo tomar. La libertad es un arma muy poderosa.

Mi bendición: ¡Es vivir! Y doy las gracias por este nuevo día.

Día de la Madre, que son todos.

Y otras muchas que utilizamos en nuestro libro, editado por el Club Primera Plana, cuando don Raúl Gómez Espinosa, director general de Proyección económica, era el presidente.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.