A los periodistas: “La verdad nos hará libres”

En las nubes

Carlos Ravelo Galindo, afirma: Don Teodoro Rentería Arroyave publicó el viernes 26, en su columna, una  petición del Santo Padre Francisco, a los periodistas. Sus palabras son breves pero profundas, tal  como acostumbra nuestro amigo Francisco Bergoglio, el Papa latinoamericano. Que de eso, la información, sabe más que  muchos comunicadores.                                  

Así lo registra el presidente del Colegio Nacional de licenciados de Periodismo, al cual  pertenecemos:   

“SANTIAGO TIANGUISTENCO, ESTADO DE MÉXICO. El Papa Francisco ha hecho un llamado a todos los comunicadores para “restaurar la dignidad del periodismo”.

 Al respecto, quiero recordar las lecciones de nuestros mentores en las aulas y en el propio trafalgar del ejercicio de la profesión, mismas que nos imbuían el axioma máximo, que se adelantó a la era cibernética que nos acosa,

Una y otra vez, nos repetían: “que más valía perder mil verdades que ganar una mentira”, y nosotros agregaríamos, por el fenómeno de las redes sociales, divulgar como noticias mensajes interesados y al servicio de intereses ajenos a la verdad.

El primer Papa latinoamericano, ha hecho un llamado para restaurar la dignidad del periodismo al advertir sobre las noticias falsas que, con toda impunidad, se divulgan ahora, sobre todo en las redes sociales, sin dimensionar el daño a las mismas sociedades, que aún creen en los que nos dedicamos a esta apasionante profesión.

El Vaticano, dio a conocer el mensaje del papa titulado “La verdad os hará libres”, por el que llama a sus seguidores a impedir personalmente la difusión de noticias falsas y a restaurar la dignidad del periodismo.

Francisco envió su mensaje con motivo de la celebración del Día Mundial de las Comunicaciones, en el que también exhortó a los fieles a ejercer un “periodismo de paz”.                                                                       

El pontífice dijo que “las noticias falsas revelan la presencia de actitudes intolerantes e hipersensibles al mismo tiempo, con el único resultado de extender el peligro de la arrogancia y el odio”.

Y añadió, que “ninguna desinformación es inocua; por el contrario, fiarse de lo que es falso produce consecuencias nefastas. Incluso una distorsión de la verdad aparentemente leve, puede tener efectos peligrosos”.

Advirtió que “ni siquiera los desmentidos más vehementes pueden detener el daño de las noticias falsas”.

 “La verdad os hará libres”, escribe el papa esperanzado al final del mensaje,  y añadió que es responsabilidad de los periodistas ser “protectores de las noticias”.

Con este llamado, el papa que vino del Fin del Mundo, al advertir sobre las noticias falsas, exhorta a ser congruentes con la dignidad que nos debe ser a fin, íntegramente con la responsabilidad mayor de ejercer el periodismo. Restauremos la dignidad del periodismo”.

Debemos reconocer que como dice el Sucesor de San Pedro: “La verdad nos hará libres” Y admitir que  “Mejor perder mil veces la verdad que transmitir una mentira”,  reiteramos nosotros.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.