No hay médico para el miedo.

EN LAS NUBES

Carlos Ravelo Galindo, afirma: Las vivencias de la vida nos dejan marcas, lecciones y experiencias que nos ayudan a convertirnos en mejores personas. Y nos permiten percibir la vida con optimismo y felicidad.

Estas conmovedoras y sabias palabras surgieron de las tantas enseñanzas que aprendimos en el camino de la vida, y que hoy nos invitan a un momento de reflexión personal.

Tómate unos minutos para dejar que estas hermosas palabras lleguen a lo más profundo de tu corazón.

No conozco ningún otro signo de superioridad que la bondad.

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.

Antes de juzgar a una persona, camina tres lunas con sus mocasines. Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.

Excava el pozo antes de que tengas sed.

Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran

No olvides, el primer beso nunca no se da con la boca, sino con los ojos.

Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación.

El gran arquitecto del universo hizo al hombre con dos orejas y una boca; para que escuche el doble de lo que habla.

No hay árbol que el viento no haya sacudido.

La luna y el amor, cuando no crecen, disminuyen.

La crueldad es la fuerza de los cobardes.

Solo se tiran piedras contra el árbol que da fruto.

Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver.

Aquel cuya sonrisa lo embellece es bueno.  Aquel cuya sonrisa lo desfigura es malo.

Jamás se desvía uno tan lejos como cuando cree conocer el camino .El que teme sufrir, sufre de temor.

La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.

No hay médico para el miedo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.