La debacle y la quiebra

Por Armando Rojas Arévalo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Epistolario

ELIA: Hay muchas instituciones en este país que están quebradas. El gobierno mismo. Pero voy a lo concreto diciendo que unas están  en quiebra moral, otras económica. Entre las primeras, el PRI y el PAN, y entre las segundas el ISSSTE.

PRI y PAN no se reponen aún de  su debacle en la campaña y las elecciones de julio pasado. Otros dos más –PRD y MC- deberían hacerlo, pero como están acostumbrados a sumarse comodinamente al montón poco o nada les importa saber por qué les fue mal en el  Frente que apoyó a RICARDO ANAYA.

La catarsis debe ser en serio y de la manera más rigorosa. Dónde fallaron, qué hicieron mal y cómo hacer para sobrevivir. PRI y  Acción Nacional deben revisar el esquema de la derrota.

El PRI está casi agónico, aunque, como se dice en el argot del dominó, “aún se le mueve una patita”. La causa de su desgracia es la corrupción que prohijó, alentó y dejó impune. Se dice que entre otras acciones que emprenderá para refundarse, es cambiar de nombre. Pero volviendo al argot, deben tomar en cuenta que “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. No sólo debería ser eso, todos los mexicanos sabrían que es el mismo PRI. O sea, la misma gata.

¿Cuál es el futuro del PRI? No hay que ir muy lejos por la respuesta. Mitofsky realizó recientemente una encuesta, en la que siete  de cada diez (69.9%) de los encuestados consideraron que se debe buscar nuevos miembros con ideas frescas, a fin de recuperarse luego de su derrota en las elecciones pasadas. Empero, las nuevas generaciones son anti priistas por antonomasia. ¿Cómo hacer entonces  para atraer a los jóvenes?

El PRI sabe muy bien que su panorama es complicado en el corto y mediano plazo. Requerirá de una renovación muy profunda que va  más allá de la posibilidad de cambiar de nombre: necesita regresar a las bases y apostar a los nuevos cuadros políticos, recurrir a los jóvenes que ahora no tiene.

La actual dirigencia está dominada por viejos políticos, por “dinosaurios” con una imagen desgastada  y ampliamente reconocida por sonados escándalos a nivel nacional.

Si la tarea se antoja cuesta arriba, los estudiosos señalan, por otra parte, que el discurso nacionalista del PRI le fue arrebatado por Morena; perdió su fuerza y tiene ante sí a las nuevas  generaciones de mexicanos anti priistas que asocian al partido con la corrupción.

El PAN realizó el sábado pasado una sesión de autoanálisis con la presencia de RICARDO ANAYA y asumió su responsabilidad en el  fracaso electoral.

GUSTAVO MADERO reconoció que uno de los mayores errores fue haber confundido un proyecto particular y personal legítimo -en alusión a ANAYA-  con un reto histórico. El no haber estado a la altura y utilizar los recursos que se tuvieron para acomodarlos a un proyecto individual.

En otras palabras, el de Querétaro usó el patrimonio del blanquiazul para hacerse de  la candidatura presidencial.

El PAN está paralizado. Con su graciosa huida después de la derrota, RICARDO ANAYA provocó un gran vacío al interior de su partido. Hoy dice que va a regresar a la academia. Pero Acción Nacional anda como gallina sin cabeza.

Alguien tiene que cargar con las culpas del PAN, y ese alguien se apellida ANAYA y seguidores, porque en su búsqueda personalista  de la Presidencia de la República promovió un Frente con dos partidos quebrados, PRD y MC, y con ello desdibujó la identidad de Acción Nacional.

DAMIAN ZEPEDA dijo al abrir la sesión el sábado, que la debacle se debió a la falta de unidad en el partido y al  sentimiento de que la vida democrática dentro del partido ha sido suprimida. Omitió decir que también fue por el éxodo masivo de panistas provocado por la postulación de ANAYA.

EL PRD sigue anclado en su pasado y echando culpas ajenas. Dice que AMLO dividió al partido y a la izquierda. No es capaz ni honesto  en reconocer que el problema de ese partido radica en sus tribus que quieren solo el poder y el dinero, y entre ellas sobresale la conocida como “Los Chuchos”, que la sumió en el cochinero y la intolerancia a la pluralidad.

El ISSSTE también está en bancarrota por haberse aventurado a través del PENSIONISSSTE entrar como socio de la empresa ICA, que estaba en quiebra, con 400 de millones de pesos de las pensiones de sus derechohabientes.

Desde marzo pasado, el órgano de control interno del ISSSTE comenzó una auditoría para responsabilizar a quien entregó el fondo de pensiones a ICA justo cuando la empresa  estaba al borde de la quiebra. 

Ya en el análisis del caso, a cargo de Rosendoevgueni Monterrey Chepov, en el portal electrónico del ISSSTE se encontró un comunicado  –fechado el 20 de marzo de 2018– en el que se reconoce una inversión del Pensionissste en acciones de la empresa ICA, “que ascendió al 0.2 por ciento de su monto total de los activos administrados, concretada en agosto de 2015”.

Pensionissste inyectó cientos  de millones de pesos a la constructora ICA y se convirtió en su mayor accionista cuando la firma iba al colapso. Esa inversión se ha ido a la basura, parece, porque la compañía se declaró en insolvencia e inició una reestructuración.

¡Pobre país!

DE OTRAS COSAS, de Morelos me llega la información de que el equipo de CUAUHTÉMOC BLANCO analiza el perfil y la propuesta del Teniente Coronel JOSÉ LUIS URBÁN OCAMPO, oriundo de Yautepec, Morelos,  para mejorar la seguridad pública en el Estado. URBÁN OCAMPO se ha especializado en operaciones de alto riesgo y así lo demuestran sus acciones en varias entidades del país, como Chihuahua, Sonora, Tamaulipas, San Luis Potosí y Veracruz. Su hazaña fue  sacar como Secretario de Seguridad Pública a la delincuencia de San Luis Potosí.