Se perdió la compostura

Por Armando Rojas Arévalo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Epistolario

ADAMARI: Convendrás conmigo que el pragmatismo en que la política ha caído, nos conduce a una campaña desideologizada. No hay en los partidos una plataforma ideológica que permita a la ciudadanía optar por el camino que debe tomar este país. Nos encontramos ante un pluralismo donde están juntos y revueltos la izquierda, la derecha, el conservadurismo y el centro. Todo por el poder. ¿Adónde vamos? Los adversarios y hasta los enemigos personales no sólo se dan la mano, sino abrazos y ternuras.

Las alianzas que hasta hace poco tiempo eran consideradas antinaturales, hoy son cosa de todos los días y ya hasta se ven “normales”. Aquellas alianzas “imposibles”, hoy son una exigencia para llegar al poder.

Los más optimistas apuestan hacia un gobierno de coalición, donde todas las fuerzas estarán representados. Los ortodoxos ven este proceso como un mosaico de intereses venales por posiciones que luego desatarán una guerra intestina por la autoridad.

Por el momento, como si el barco estuviera a punto de colapsar, pasajeros y bichos saltan por la borda para salvarse, o se agarran desesperados a un salvavidas.

Sólo faltarían las adhesiones de FEDERICO DÒRING, aquel que por la mano de FERNÁNDEZ DE CEVALLOS entregó a Brozo los videos de BEJARANO, y MANUEL ESPINO, para completar este colmo. No causarían ya ningún asombro. Como tampoco asombra saber que GABRIELA CUEVAS, quien renunció al PAN, su partido, para irse a refugiar a los brazos de LÓPEZ OBRADOR,  es familiar de JUANA CUEVAS, esposa de JOSÉ ANTONIO MEADE y el parentesco alcanza hasta MARGARITA ZAVALA.

TODO ESTÁ EN LO NORMAL de acuerdo con los tiempos políticos. Por eso no es de extrañar que IRENE ESPINOSA CANTILLANO, quien acaba de ser designada vice gobernadora del Banco de México, es hermana de PATRICIA, quien fue Secretaria de Relaciones Exteriores con FELIPE CALDERÓN.

Por Watsapp y por redes sociales circula un video muy emotivo preguntando “qué nos pasó”….”en qué momento nos perdimos los mexicanos”. Tengo mi propia teoría: Empezó desde el hogar, cuando dejamos de sentarnos a la mesa familiar e inculcar los valores de respeto, amor, lealtad y agradecimiento a los hijos.

Cuando, con la premisa de que no sufran lo que “sufrimos”, les hicimos la vida fácil. Cuando les dimos más libertades de las que pedían y después llegaron los problemas. Cuando pusimos a los hijos el ejemplo del billete para evadir las obligaciones y responsabilidades, y cuando –entre otros muchos paradigmas- la corrupción fue la meta para ser ricos.

Hoy nos damos de topes. Las cosas salieron de control. ¿Cuándo nos perdimos? Cuando les dijimos a los hijos que se vieran en el espejo de su amigo que trae carro último modelo sin trabajar y lo imitaran. Cuando les dijimos “si él roba, ¿por qué tú no?” Cuando justificamos al político que se enriquece desvergonzadamente, recomendándole al hijo hacer lo mismo.  Nos perdimos cuando aprendimos a ser cínicos y descarados. Los valores, valieron. Las virtudes se volvieron “cursis”.

La ética se perdió. La lealtad quedó atrás. El respeto se perdió. Y de lo que nos ocurre como país, somos cómplices por acción u omisión.

TENEMOS A UN GRACO RAMÍREZ, quien quiere imponer a su hijo político RODRIGO GAYOSSO como su sucesor y manda detener al ex rector de la UAEM, ALEJANDRO VERA JIMENEZ,  en una abierta actitud de venganza porque no sólo ha encabezado la protesta contra su gobierno, sino que ha anunciado su interés por postularse a la gubernatura. El mensaje debe ser entendido por CUAUHTÉMOC BLANCO, quien buscará ser gobernador por MORENA y si llega lo mandará a la cárcel con el beneplácito entusiasta de ANDRÉS LÓPEZ OBRADOR.

TENEMOS  A UN RAFAEL MORENO VALLE, que vendió su adhesión a la candidatura presidencial de RICARDO ANAYA, con tal de que el PAN postulara a su esposa MARTHA ERIKA ALONSO HIDALGO, quien solo cuenta como experiencia en el servicio pública el haber sido directora del DIF en la gestión de su marido.

TENEMOS A UN MIGUEL ÁNGEL YUNES, gobernador de Veracruz, que tiene a uno de sus hijos como alcalde del puerto y a otro como alcalde de Boca del Río y pre candidato al gobierno estatal.

O AHÍ ESTÁ EL CASO de EMILIO GAMBOA PATRÓN, cuyo hijo PABLO GAMBOA MINER que se perfila para ser candidato del PRI al gobierno de Yucatán.

Y QUÉ DECIR de ALFREDO DEL MAZO MAZA, primo del Presidente PEÑA NIETO.

LA “REVUELTA” Y BERRINCHES del gobernador chiapaneco, MANUEL VELASCO COELLO, a quien el Presidente le dio órdenes de disciplinarse ante la postulación del candidato a gobernador por parte del PRI y no de su partido, el PVEM, traicionó a su compadre, el presidente, y no solamente ordenó a 14 diputados locales del Verde a renunciar, sino que a través de sus empleados, testaferros y lacayos organizó una protesta multitudinaria oponiéndose a la imposición.

Total que MANUEL VELASCO COELLO logró que el candidato a gobernador salga de una consulta y no del PRI.. Por supuesto lleva las de ganar, porque el PVEM tiene 56 Alcaldías y el PRI, 50; tiene 16 diputados y el PRI una docena. Amén de que los partiditos que formó con su mamá, entre ellos “Mover a Chiapas”  tiene diputados y alcaldes. En consecuencia, el candidato de la alianza PRI-PVEM-PANAL, etc., será EDUARDO RAMIREZ AGUILAR, un hombre que se enriqueció en el poder y es empleado del gobernador.

Podría seguir mencionando casos como éstos, pero ya todos los conocen. Ya no se sabe si la política de esta manera es la correcta para enderezar el camino, o huele putrefacta y hay que huir de ella. Lo cierto es que la sociedad pasa de la protesta al pasmo en la total incertidumbre. ¿O será que los que no comulgamos con esto de la corrupción moral que se está haciendo costumbre, estamos mal?